El Tesoro paga el triple por colocar deuda a corto plazo


El Tesoro ha colocado 3.077 millones de euros, el máximo previsto por el organismo, en letras a tres y seis meses, si bien para ello se ha visto obligado a aumentar notablemente los tipos de interés que ha tenido que pagar para colocar la deuda. Así, en las letras a tres meses la rentabilidad se ha triplicado en el último mes, al pasar del 0,8% del mes de mayo al 2,3% actual. Se trata del nivel más alto desde el pasado mes de diciembre, cuando tocaron el 2,5%. En el caso de las letras a seis meses, la rentablidad pasa del 1,79% al 3,3%.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.600 millones en letras a tres meses, con una demanda que ha superado en 2,6 veces lo emitido. Del mismo modo, el organismo ha emitido 1.477 millones en letras a seis meses, con una demanda que ha superado en 2,8 veces la oferta, también menos que en la anterior ocasión (4,3 veces). Todo ello, además, ha coincidido con una significativa reducción de la demanda.

Estas mayores dificultades para colocar deuda se produce justo un día después de que Moody's degradase la calificación de 28 entidades financieras españolas a bono basura, como consecuencia de la exposición del sector a los activos inmobiliarios y el deterioro del perfil crediticio del Gobierno de España.

En este sentido, tres entidades han visto mermada su calificación en un escalón, 11 bancos en dos, 10 bancos han caído tres escalones y seis entidades han visto recortado su rating en cuatro escalones. Después de la rebaja, sólo Santander y Santander Consumer Finance quedan un paso por encima de la deuda española (Baa2), gracias a su diversificación geográfica. El resto de bancos está ahora al mismo nivel (BBVA, Banesto, CaixaBank, Caja Laboral y Banca March, en Baa3) o por debajo del rating del estado, ya en nivel de bono especulativo.

Se trata del tercer golpe que recibe la banca española en poco más de un mes. Moody’s ya recortó la calificación de varias entidades el pasado 17 de mayo. Degradó la deuda de 16 entidades españolas entre uno y tres escalones, después de haber hecho lo propio con la deuda nacional, recortándola desde A3 hasta Baa3, con perspectiva negativa, a un paso del bono basura. Y la semana pasada, la agencia rebajó la nota a 15 grandes entidades de todo el mundo, incluyendo a los cinco grandes bancos de Wall Street: Bank of America, Citi, Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley, ante su elevada exposición a la volatilidad de los mercados.



 

Lo más leído