El Tesoro logra sus objetivos de captación aunque a un precio más alto


El Tesoro Público ha tenido hoy una mañana de luces y sombras en lo que respecta a sus expectativas de emisión de deuda y ha adjudicado 3.982,2 millones de euros en letras a tres y seis meses, tras recibir una demanda de 9.337,3 millones. En concreto, ha colocado 1.398,6 millones en letras a tres meses (frente a los 4.598,6 millones solicitados por los inversores) y 2.583, 6 millones en letras a seis meses (donde ha habido una demanda de 4.738,6 millones).

El punto positivo de la jornada ha sido el hecho de que el Tesoro haya adjudicado prácticamente el tope previsto en sus objetivos: 4.000 millones. No obstante, no todo han sido buenas noticias para el Estado, ya que rompe con esta emisión la tendencia a la baja que venía mostrando últimamente y vuelve a pagar más de un 1% en su deuda a más corto plazo. El aumento del interés ofrecido por el Estado a sus acreedores en las letras a tres meses pasa del 0,9% en la anterior subasta del 28 de agosto al 1,2% en la actual.

Por su parte, las letras a seis meses han experimentado un mejor comportamiento que las anteriores. El interés ofrecido por el Estado ha sido del 2,3%, frente al 2,1% alcanzado a finales del mes pasado.

La anterior subasta de estos títulos se produjo una semana antes de que el BCE anunciara su nuevo programa de compra de deuda periférica, que estaba condicionado por un requisito que España aún no ha cumplido: la petición de rescate financiero.

Según Antonio Castilla, socio director de CGA Patrimonios, "la gente sigue apostando más por largos y, en este caso, medios plazos". Aun así, "el mercado y los inversores descuentan que la incertidumbre se despeja", ya que "la sensación de pánico sobre la economía española de meses atrás, aunque persiste, disminuye poco a poco".

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído