El Tesoro coloca más de 4.500 millones en letras a 12 y 18 meses con un interés más bajo


El Tesoro ha colocado esta mañana 4.515 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, el máximo previsto, y a un interés más bajo que en la subasta anterior, aprovechando la relajación en la prima de riesgo, que se situó en 474 puntos básicos (con la referencia española a 10 años en el 6,27% y el bund en el 1,53%). Esta moderación parece posible porque los mercados descuentan un rescate blando al país. El Ibex 35 acabó la sesión subiendo el 1%.

Así, España ha pagado un interés marginal del 3,207% para colocar 3.533 millones de euros en letras a 12 meses, frente al 3,99% pagado en la última subasta de julio, en un momento de mayor tensión en los mercados. El tipo ha sido del 3,45% para colocar otros 982 millones a 18 meses, frente al 4,35% de la emisión del mes pasado.

Y, en ambos casos, con una demanda por encima de la oferta. Para la primera referencia, los inversores solicitaron 6.756 millones, casi el doble de lo adjudicado, y 3.909 millones para las letras a 18 meses, casi cuatro veces la cantidad finalmente colocada. De esta forma, el organismo ha superado ligeramente sus objetivos, ya que esperaba captar entre 3.500 y 4.500 millones. En esta línea, los analistas de Banco Madrid señalan que “el objetivo marcado por el Tesoro ha sido cubierto con facilidad, alcanzando, e incluso superando el objetivo máximo de emisión”. En términos agregados, el volumen de peticiones ha llegado a los 10.664 millones, lo que significa que ha sido de 2,36 veces superior al emitido.

Con estos datos, desde Banco Madrid aseguran que, de mantenerse la actual tendencia, "el Tesoro cubrirá este año sus objetivos de emisión sin dificultad ya que, con la renovación de los vencimientos tiene cubierto el 70% del importe a emitir”. Pero matizan que este cambio de tendencia en los mercados, después de las últimas declaraciones del BCE, debe ser ratificado a lo largo de septiembre, momento en el que se han de definir las medidas tanto del BCE como de la UE, y cuando los países presionados por las tensiones de tipos de interés deberán decidir la solicitud formal de financiación. Por contra, si los mercados no confían en las medidas marcadas, volverán las tensiones, tanto en niveles de prima de riesgo como de rentabilidad absoluta, dicen los analistas.

En la anterior subasta de letras, que tuvo lugar el pasado 17 de julio, el Tesoro adjudicó 3.560,8 millones. Entonces, pagó un 3,99% por colocar 2.599 millones en letras a 12 meses y un 4,35% para captar 961,8 millones en letras a 18 meses. Dos días más tarde, captaba 2.981 millones de euros en varias emisiones de deuda a dos, cinco y siete años.

Con todo, la última subasta efectuada fue de bonos, a dos y 10 años. En dicha cita, el Tesoro colocó más de 3.000 millones con una fuerte demanda pero un alto interés: la ratio de cobertura fue de casi tres veces la oferta, pero los inversores exigieron rentabilidades cercanas al 5% en los bonos a dos años y al 7% en los de diez.

En lo que queda de mes, el organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad prevé realizar una última subasta más de deuda el martes día 28, en este caso de letras a 3 y 6 meses. Y otra de bonos y obligaciones el 6 de septiembre. Los objetivos de emisión marcados por el Tesoro a principios de año, de 86.000 millones en bonos y obligaciones, así como renovar los vencimientos de letras del presente año, están más cerca de alcanzarse. Aun así, explican los analistas de Banco Madrid, “en bonos y obligaciones quedan 21.000 millones de emisión para alcanzar dicho objetivo y en letras del Tesoro cerca de 47.000 millones”. Por otra parte, hay que considerar que este año quedan por vencer emisiones por valor de 20.300 millones en bonos, 2.400 millones en bonos emitidos en divisas y 25.120 millones aproximadamente en letras, un total de 47.820 millones.

Noticias relacionadas

Lo más leído