El supervisor británico anuncia sus medidas para mejorar el negocio de gestión en Reino Unido


Ayer miércoles la FCA (Financial Conduct Authority, equivalente a la CNMV en España) publicó su informe final sobre la industria de asset management en Reino Unido, el FCA Asset Management Market Study. Un informe que llega para sacudir la industria en el mercado británico. En él se detallan las conclusiones recogidas por el supervisor tras analizar el negocio británico de la gestión de activos y se proponen una serie de medidas destinadas a mejorar su funcionamiento desde el punto de vista del inversor. Aunque estamos hablando de un mercado local, por su tamaño y posición pionera es interesante conocer el análisis que el supervisor haga del sector.

Las dos conclusiones más relevantes de su estudio final, y que respaldan las ya obtenidas en un estudio preliminar publicado el año pasado, son la escasa competencia en precios en diversas áreas de la industria (ya en el informe anterior se hablaba de casi monopolio) y el crecimiento sostenido de los beneficios en la última década a pesar del elevado número de entidades que operan. Además, la FCA encontró falta de claridad en torno a los objetivos de los fondos ofrecidos al cliente, así como una presentación de la rentabilidad frente a un índice de referencia inadecuado. Por último, la entidad encontró preocupaciones sobre la forma en que opera el mercado de consultores de inversiones, una figura dirigida al inversor institucional y aún poco presente en España.

Andrew Bailey, director ejecutivo de la FCA, señaló que "el sector de gestión de activos es importante para la economía”, máxime en el actual entorno de bajos tipos de interés en el que es vital ayudar a los inversores a rentabilizar sus ahorros. “Necesitamos un sector competitivo, que atraiga inversión y que trabaje bien para las personas que confían en él para su bienestar financiero”. Así que como respuesta a los comentarios que se hicieron tras el informe preliminar elaboraron un amplio paquete de reformas  destinado a mejorar el funcionamiento de la competencia y a ayudar a los inversores tanto minoristas como institucionales a rentabilizar adecuadamente sus ahorros.

Los medidas que la FCA está desarrollando para solucionar algunos de los problemas actuales recaen en tres áreas.

Para ayudar a proteger a los inversores que no están en una adecuada situación para encontrar la mejor relación calidad-precio, la FCA propone medidas como exigir a los gestores de fondos que designen un mínimo de dos consejeros independientes en sus consejos de administración para establecer mejores reglas de gobernanza; reforzar la obligación de los gestores de fondos de actuar en el mejor interés de los inversores y utilizar el régimen de los altos directivos para lograr un enfoque individual y una rendición de cuentas a este respecto; e incluso introducir cambios técnicos para mejorar la imparcialidad en torno a la gestión de las clases de acciones y la forma en que los gestores de fondos obtienen beneficios de los inversores que compran y venden sus fondos.

Para aumentar la competencia entre los gestores de activos, la FCA respalda el establecimiento de una comisión única (all-in-fee) que incluya todos los costes que las gestoras de fondos cobran al inversor final, incluidos los de transacción y custodia. Y apoya la publicación uniforme y estandarizada de los costes y comisiones a los inversores institucionales. Además, presidirá un grupo de trabajo centrado en cómo hacer que los objetivos del fondo sean más útiles, qué índices de referencia se deben usar y cómo publicar la rentabilidad. Por otra parte, recomiendan que el DWP (Departamento de Trabajo y Pensiones) elimine los obstáculos a la consolidación y agrupación de los planes de pensiones.

Para ayudar a mejorar la efectividad de los intermediarios, la FCA lanzará un estudio de mercado sobre las plataformas de inversión para analizar cómo compiten entre ellas; buscará opiniones sobre los consultores de inversión referentes a la (CMA) Autoridad de Competencia y Mercados; y recomendará que el HM Treasury considere la incorporación de consultores de inversión en el perímetro regulatorio de la FCA.

Archivos adjuntos

Noticias relacionadas