"El sentimiento y no tanto los fundamentales macro dirigirá la renta fija en 2013"


Para Sanjay Mulot, gestor senior de la gama de fondos de renta fija Euro Aggregate de AXA Investment Managers, el sentimiento y no tanto los fundamentales macro, seguirá siendo el factor fundamental que dirija los mercados en 2013, un año en el que se pueden esperar nuevos episodios de fuerte volatilidad, ya que aunque lo peor parece haber pasado en la zona euro, todavía quedan muchos problemas por solucionar.

La gama Euro Aggregate de AXA busca una solución flexible a la construcción de carteras de renta fija, con objetivos de duración de 3 a 5 años, de 5 a 7, de 7 a 10 y por encima de 10. La flexibilidad se consigue a través del uso de distintas fuentes de alfa en el proceso de asignación de activos. La rentabilidad es el fruto de las apuestas activas sobre duración, del posicionamiento en las curvas de tipos, del arbitraje entre las distintas curvas de tipos de la zona euro, y de la contribución de títulos de crédito, de agencias no gubernamentales y de bonos ligados a la inflación.

El equipo de AXA IM no espera que las rentabilidades de los bonos gubernamentales de las economías centrales de la economía de la zona euro vayan a sufrir un repunte significativo, pero tampoco creen que vayan a alcanzar nuevos mínimos, por lo que prefieren infraponderar ligeramente la duración. En cuanto al posicionamiento en las curvas, creen que las políticas de expansión monetaria llevarán a un mayor empinamiento, ya que si bien los tramos cortos se mantendrán en niveles parecidos, la parte larga podría reflejar los temores a los efectos reflacionistas de las políticas de los bancos centrales. Por esa misma razón consideran que los bonos ligados a la inflación podrían convertirse en una alternativa atractiva de inversión en el medio plazo.

A la hora de arbitrar entre las distintas curvas de tipos de la zona euro, la política y las intenciones del BCE les hacen preferir los bonos de países periféricos como España e Italia frente a la deuda francesa u holandesa. En cuanto a la renta fija privada, los títulos de crédito con calificación crediticia, se deberían seguir beneficiando de las políticas monetarias, de los buenos fundamentales y de una situación técnica bastante favorable a pesar de la constante reducción de los diferenciales desde junio. Mantienen la sobreponderación que adoptaron en julio de 2012, con una preferencia por los títulos de sectores defensivos y financieros en detrimento de los cíclicos. Por estas mismas razones, siguen sobreponderados en bonos de alto rendimiento y en deuda emergente.

Tras un 2012 excepcional para los activos de renta fija, no esperan que se repitan los mismos niveles de rentabilidad, aunque creen que unos retornos de entre el 4% al 6% podrían alcanzarse.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído