El sentimiento hacia Europa mejora hasta alcanzar su nivel más alto en 10 meses


El sentimiento negativo entre los inversores sobre las perspectivas para la economía global y los beneficios corporativos se ha calmado, según la encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch correspondiente al mes de agosto. Una mejora que ha impulsado el apetito por el riesgo y beneficiado la percepción que los inversores tienen sobre China y especialmente sobre Europa, cuya renta variable sobrepondera ahora el 11% del panel, la lectura más positiva en 10 meses, en detrimento de EEUU y Japón.

Esta mejora en el sentimiento ha tenido consecuencias tanto en el ámbito geográfico como sobre los activos. Así, los gestores han reducido sus posiciones en cash: sólo el 7% está sobreponderado en agosto, frente al 13% de un mes antes y el 19% de junio. La asignación de activos hacia las acciones también ha subido, acompañada de una caída en los bonos, infraponderados este mes por el 23% de los encuestados, frente al 15% de julio.

En renta variable, el mayor apetito por el riesgo se traslada desde Japón (el 27% lo infrapondera frente al 7% de dos meses antes) y EEUU (el 14% también lo infrapondera, el doble que hace un mes) hacia Europa, sobreponderada por el 11% de los encuestados, la lectura más positiva desde octubre de 2009, y más aún si se compara con el 10% de infraponderación de hace un mes. Esto supone también buenas noticias para las acciones de Reino Unido, en las que la visión de los inversores es la más optimista desde mayo de 2007.

El sentimiento hacia Europa ha venido recuperándose en los últimos meses, apoyado en un mayor optimismo hacia los bancos del continente. “Los datos económicos han de continuar apoyando este cambio”, afirma Gary Baker, responsable de estrategia de renta variable europea de BofA Merrill Lynch Global Research.

China dispara el apetito hacia los emergentes

También se relaja el sentimiento negativo hacia China, razón por la que los mercados emergentes ganaron en popularidad: el 38% de los encuestados están sobreponderados en la región, desde el 34% de julio y el 31% de junio. Con respecto a China, el 19% cree que la economía se debilitará en los próximos 12 meses, frente al 39% de hace un mes. Una mejora de sentimiento motivada por las materias primas: el 9% está infraponderado en commodities, frente al 1% del mes anterior.

“El pesimismo de los inversores se ha trasladado desde China y Europa hacia Japón y EEUU, así que unas mejores noticias de crecimiento en EEUU y de política fiscal serían sorpresas agradables”, indica Michael Hartnett, estratega jefe de renta variable global en BofA Merrill Lynch Global Research.

Mejora económica y vuelta de la inflación

El estudio, en el que participaron 187 gestores con activos 513.000 millones de dólares bajo gestión, muestra que el 5% de los gestores predicen una mejora económica global en el próximo año. El dato representa un modesto cambio con respecto a julio, cuando el 12% afirmaba que la economía mundial iba a deteriorarse. Y es que, aunque el porcentaje que espera un crecimiento e inflación por debajo de lo normal se mantiene sin cambios en agosto, en el 73%, la encuesta muestra cómo el miedo al a recesión se ha relajado. Así, el 78% cree improbable la llegada de una segunda recesión y, tras el shock deflacionista del mes pasado, los gestores vuelven a centrarse en la inflación.

Así, existe una visión neutral en las perspectivas sobre la subida de precios de cara a los próximos 12 meses: sólo el 1% de los encuestados creen que bajará, frente al 12% de julio. Además, el 14% cree que la política monetaria global es demasiado estimulante, frente al 5% de un mes antes. Con todo, el 55% descarta subidas de tipos en EEUU antes del tercer trimestre de 2011.

Bancos y dólar recuperan apoyos

Con respecto a los sectores, los bancos, uno de los sectores últimamente menos queridos, vio en agosto una clara mejoría desde el 28% de infraponderación en julio hasta el 19% este mes. Sin embargo, las utilities y farmacéuticas sufrieron caída de los apoyos.

En cuanto a las divisas, la encuesta revela que los asignadores de activos creen que el dólar estadounidense está infravalorado (el 23%, frente al 3% de julio), mientras el yen está sobrevalorado (así lo cree el 62% de los encuestados, una cifra récord).

Lo más leído