El Senado aprueba el cambio automático a clases limpias sin coste fiscal


Dos enmiendas del Grupo Popular en el Senado al Proyecto de Ley de Información no Financiera pueden acabar con el coste fiscal al que muchos partícipes deben hacer frente al ser reclasificados hacia las clases limpias de acciones (o clases sin retrocesión). Este Proyecto de Ley, que se tramita por la vía de urgencia, está ahora pendiente de aprobación definitiva por el Congreso.

En síntesis, las dos enmiendas (la número 12 y la 13)  presentadas por el Grupo Popular en el Senado y ya aprobadas en la Cámara Alta este miércoles 21 proponen que las reclasificaciones realizadas entre el 3 de enero de 2018 (fecha de entrada en vigor de MiFID II) y el 30 de diciembre de este año y cuya finalidad sea la de dar cumplimiento a la Directiva “podrán realizarse de forma automática, sin necesidad de recabar consentimiento individualizado de los partícipes y accionistas a los que se apliquen dichas reclasificaciones” y, además “no darán lugar a la obtención de renta para el partícipe o accionista a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes”. Asimismo, propone que las nuevas participaciones o acciones asignadas a los partícipes o accionistas reclasificados “conservarán el valor y la fecha de adquisición que tuvieran las participaciones o acciones a las que sustituyen”.

La necesidad de reconducir a los partícipes hacia las clases sin retrocesión derivada de MiFID II puede conllevar la reclasificación del partícipe, en definitiva, que tenga que realizar un traspaso. Si bien esta operativa implica un diferimiento de la tributación para los partícipes personas físicas no es así para los partícipes personas jurídicas ni tampoco para los no residentes. Además, para realizar este cambio de una clase a otra, las entidades deben ahora obtener el consentimiento previo del partícipe.  

Si bien el proyecto de ley para transponer MiFID II contemplaba que las reclasificaciones realizadas para dar cumplimiento a la Directiva serían neutrales fiscalmente y además automáticas (sin consentimiento individualizado), la redacción definitiva del Real Decreto Ley del Texto Refundido de la Ley del Mercado de Valores -en vigor desde el pasado 30 de septiembre- rehuyó esta materia. Este Real Decreto Ley se está ahora tramitando como Proyecto de Ley en el Congreso y para determinados grupos parlamentarios como el PSOE, este sí sería el lugar adecuado para introducir las enmiendas relacionadas con la reclasificación de partícipes y no el proyecto de Información no financiera.

Si pese a estas diferencias, el Proyecto de Ley lograra su aprobación en el Congreso, su publicación en el BOE se espera para el mes de diciembre.

El motivo principal que argumentó el Grupo Popular para acudir a esta norma para reconocer la neutralidad fiscal de la reclasificación está en que su tramitación por la vía de urgencia está lo suficientemente avanzada como para que los cambios puedan aplicarse cuando antes. Y según el texto de las enmiendas “esta herramienta normativa de reclasificación debería estar ya vigente”. Hasta octubre de este año más de la mitad del negocio de las gestoras internacionales en España está en clases sin retrocesión (institucional y limpia). Entre las gestoras nacionales, según los últimos datos disponible, el top-5 nacional reúne ya más de 25.000 millones de euros de patrimonio en este tipo de clases.

Noticias relacionadas

Lo más leído