Tags: Pensiones |

El seguro unit-linked luxemburgués ante el incremento de la presión fiscal en 2019


TRIBUNA de Pablo Peciña Toña, Associate Director – Wealth Planning, Lombard International Assurance S.A. Comentario patrocinado por Lombard International Assurance.

La voluntad política del actual gobierno de España se refleja en los Presupuestos Generales presentados para 2019, en los que destaca el alza del gasto público y la correspondiente subida de impuestos. En el caso de contribuyentes personas físicas, esta subida de impuestos afecta especialmente a las rentas más altas y a las grandes fortunas.

En lo que respecta al IRPF, si el gobierno aglutinara la mayoría parlamentaria necesaria para la aprobación de estos Presupuestos, los tipos impositivos máximos estatales aplicables a la base general pasarían a ser del 47% y 49% para rentas superiores a 130.000 euros y 300.000 euros respectivamente (actualmente el tipo máximo es del 45%). Y en relación con la base del ahorro (cuyo tipo máximo actualmente es del 23%), se introduciría un nuevo tramo a partir de 140.000 euros que tributaría al 27%.

Tal previsible incremento de la presión fiscal hace necesaria la revisión de las estrategias de inversión de los clientes de banca privada y el análisis de las alternativas disponibles.

Podría plantearse, para algunos de estos clientes, adelantar decisiones de venta y generar plusvalías antes de las próximas campanadas de fin de año para beneficiarse así de los tipos actualmente vigentes, menos gravosos que los anunciados para 2019. Y los vehículos de diferimiento, que permiten posponer la tributación de las ganancias hasta un momento futuro, se vuelven aún más interesantes.

En este escenario, el unit-linked aparece como el vehículo óptimo para invertir de acuerdo a una estrategia seleccionada por el cliente, pudiéndose beneficiar de diferimiento en el IRPF y permitiendo la compensación de rendimientos y plusvalías de diferente signo bajo el seguro. Únicamente en caso de rescate o terminación del contrato a favor del tomador, la ganancia generada quedará sujeta a tributación en el IRPF como rendimiento de capital mobiliario.

Al tratarse de un seguro de vida permite además realizar una planificación sucesoria adaptada a cada cliente, otorgando amplias posibilidades para organizar el traspaso del patrimonio bajo el seguro –a la muerte del tomador o aun hallándose éste en vida si así lo decidiera– a los beneficiarios designados en cada momento, pudiendo además incorporar en dicha designación limitaciones de edad de los beneficiarios o plazos para el cobro del seguro.

El seguro de vida unit-linked luxemburgués destaca además por ser un interesante vehículo de inversión que ofrece una gran flexibilidad respecto de los activos subyacentes aptos, permitiéndose en el caso de clientes de alto patrimonio la inversión en cualesquiera fondos (incluyendo ETFs), en hedge funds, en private equity y en otras inversiones alternativas.

Cabe destacar, por último, que la inversión en un seguro de vida luxemburgués permite beneficiarse del régimen de protección del inversor que brinda la legislación de Luxemburgo –uno de los regímenes más garantistas de Europa– y prevenir, en la medida de lo posible, el riesgo país o de insolvencia del banco que custodie los activos subyacentes ligados al seguro en un momento de incertidumbre e inestabilidad política y económica como el actual.

Por todo lo anterior, el seguro de vida unit-linked luxemburgués constituye –aún después de las posibles modificaciones anunciadas por el gobierno respecto de la fiscalidad de estos seguros respecto del Impuesto sobre el Patrimonio– una solución sencilla pero eficaz de planificación financiera, fiscal y sucesoria, que otorga ventajas a clientes españoles de banca privada tanto desde un punto de vista sucesorio, fiscal como de seguridad de las inversiones

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído