“El Secuestro Presupuestario” de EE.UU.


Mientras que algunos de los recortes pueden ser revocados durante las negociaciones presupuestarias de marzo, al menos algunos se mantendrán. Como digo en mi más reciente comentario semanal del mercado, a pesar de su modesto tamaño, espero que los recortes sean, al menos temporalmente, perjudicial para los mercados y para la economía de los EE.UU.. He aquí el porqué:

  • El secuestro presupuestario aumentará el arrastre fiscal. Como lo mencioné la semana pasada, el arrastre fiscal, únicamente de los recortes en el gasto, probablemente sea tan alta como el 0,5% del PBI de EE.UU.. Pero el arrastre fiscal por los cortes y de los recientes aumentos de impuestos combinados probablemente sean alrededor del 2% del PBI de 2013, un golpe grande para una economía que apenas tuvo ese crecimiento el año pasado.
  • Las bajas tasas de interés de hoy en día pueden fortalecer el impacto del Secuestro. También hay evidencia de que el freno a la economía a partir de recortes de gastos y alzas de impuestos podría ser aún mayor si las tasas de interés están cerca de cero y otros países están pasando por el mismo proceso de austeridad.
  • Un lento crecimiento debería desacelerar las ganancias en la Bolsa de Valores. La caída repentina en el gasto público y los impuestos recientes probablemente significará un modesto menor crecimiento de EE.UU. durante los dos primeros trimestres de este año. Espero que esto, a su vez, frene las ganancias del mercado de capitales a medida que nos acercamos a marzo.

Dado que es probable que entorno económico global se deteriore un poco en el corto plazo gracias a un significativo arrastre fiscal, las ganancias del mercado se volverán más difíciles desde aquí y los inversionistas deben estar preparados para un duro camino por delante. En otras palabras, la ola de ventas de la semana pasada y el pico de volatilidad del mercado podría ser una señal de lo que se viene en los próximos dos meses.

Dicho esto, sigo creyendo que las acciones pueden subir en el 2013. Mientras que tenían razones para estar preocupados la semana pasada acerca de un crecimiento lento, sus preocupaciones sobre el fin del programa cuantitativo de la Reserva Federal fueron prematuras. De hecho, si el Secuestro golpea como espero, sería más probable que la Fed mantenga su programa de compra de activos en un esfuerzo por compensar el arrastre en el crecimiento económico.

¿El resultado? Al menos algunas de los arrastres fiscales resultantes del Secuestro serán temporales, los inversionistas querrán ver la volatilidad mercado de renta variable como una oportunidad de compra a largo plazo.