El sector depositario teme que se comprometa su supervisión ante la bajada de tarifas en pensiones


Hace algo más de tres meses, el Gobierno de Mariano Rajoy, a través de un borrador del proyecto de real decreto “por el que se modifican determinados aspectos de la normativa reguladora de seguros privados, de mediación de seguros y de planes y fondos de pensiones”, anunció una reducción de las comisiones máximas de los fondos de pensiones. En el texto se indicaba que la comisión de gestión no superará el 1,5% y la de depósito, el 0,25%, cuando ahora ambas comisiones son del 2% y del 0,50%, respectivamente.

Así, de hacerse efectivo el proyecto, la reducción de la suma de ambas comisiones resultaría del 30%. La disminución en la comisión de gestión sería del 25% y, en el caso de la de depositaría, alcanzaría el 50% de rebaja, situación que ha hecho plantearse a las entidades depositarias españolas su modelo de negocio futuro.

Durante la primera Jornada sobre Securities Services, organizada por Cecabank, José Antonio de Paz, subdirector general de Planes y Fondos de Pensiones de la DGSFP, hizo un breve resumen de las principales propuestas en los ámbitos social, jurídico-financiero, fiscal e informativo-educativo, cuyos objetivos son el impulso de los pilares dos -planes del sistema de empleo y del sistema asociado- y tres -planes del sistema individual-, y que serán incluidas en el informe sobre la previsión social complementaria que será enviado al Gobierno. Además, puntualizó los principales aspectos de las novedades en materia de funciones, delegación y bajada de comisiones máximas legales que afectarán a gestoras y depositarios y que se introducirán en el nuevo reglamento de Fondos y Planes de Pensiones.

Jesús Adolfo García Pérez, director de Foros de Valores de Banco Santander, alude a los cambios referidos por De Paz y plantea su preocupación por las futuras bajadas de tarifas, ya que “podría comprometer la función de supervisión del depositario”.

Menos burocracia sin valor añadido o mayor seguridad en pensiones

Jordi Arenillas, subdirector general Económico-Financiero de VidaCaixa, aboga por poner el foco de la actividad en el cliente, conociendo y cubriendo sus necesidades y eliminando los “trámites administrativos que no aportan seguridad o valor añadido”. Asimismo, menciona la importancia de la educación financiera y la información a partícipes y beneficiarios para afianzar el desarrollo de la previsión social complementaria y poder así aproximar su peso actual a los niveles de otros países del entorno. “Es patente que los niveles actuales de la tasa de reposición se verán ajustados en el futuro próximo”, anticipa. La forma de compensar esta merma debería venir de la mano de los planes de pensiones de empleo e individuales, si son fomentados “adecuadamente” desde todos los ámbitos, recalca.

Desde VidaCaixa se promueven consultas a los clientes sobre lo que consideran importante. Como resultado de estas consultas, se ponen de manifiesto cuestiones valoradas como la claridad, la relevancia y la frecuencia de la información que reciben, así como los resultados en función del binomio rentabilidad-riesgo. Pero también sale a la luz un gran desconocimiento en aspectos como el nombre de la gestora (el 43% de los partícipes no lo conocen, menos pues el de la entidad depositaria) o la rentabilidad de sus planes en el último año (más del 60% la desconocen). 

Noticias relacionadas

Lo más leído