El sector biotecnológico convence al inversor


En medio de la excitación que rodeó al Proyecto del Genoma Humano y su descodificación en el año 2000, el índice Nasdaq Biotech (NBI) se disparó para hundirse poco después, tras el estallido de la burbuja genómica. Ahora, 12 años más tarde, el índice NBI ha conseguido alcanzar sus anteriores alturas astronómicas, pero a lo largo de un periodo sustancialmente más largo y asentado en unos cimientos mucho más sólidos.

En este periodo, muchas empresas han conseguido lanzar algún producto y dar el salto a la rentabilidad. En el último año, se ha producido un récord sensacional de lanzamientos de productos que han contribuido a impulsar todo el sector. Para los próximos meses están previstos nuevos lanzamientos que ya han atraído una enorme atención de la comunidad médica y generarán una gran demanda. Dos ejemplos son las autorizaciones por la vía rápida del Kyprolis de Onyx, para el tratamiento del melanoma múltiple, y del Xtandi de Medivation, para el tratamiento del cáncer de próstata avanzado.

Innovación para vencer enfermedades de tratamiento difícil

A pesar de los tremendos avances de la medicina en las últimas décadas, existen muchas enfermedades para las que aún no se dispone de ningún tratamiento adecuado, como el cáncer, la esclerosis múltiple, la hepatitis C y el Alzheimer. La necesidad de innovación es especialmente importante cuando las terapias convencionales tropiezan con sus límites. Se requieren nuevas tecnologías e ideas para identificar enfoques de tratamiento alternativos.

Un ejemplo es la tecnología antisentido, que utiliza secuencias cortas de ADN para frenar la producción de proteínas patógenas en el cuerpo. El primer fármaco antisentido, el Kynamro, está listo para ser autorizado para tratar la hipercolesterolemia familiar, una enfermedad rara que produce unos niveles de colesterol muy altos en las personas que la padecen. Además, la tecnología es transferible para su uso en el tratamiento de otras enfermedades y la empresa tiene en proyecto otros productos antisentido.

Elevada actividad de adquisiciones y primas atractivas

El número y la diversidad de productos interesantes en el sector biotecnológico resulta cada vez más irresistible para las grandes compañías farmacéuticas. Ya que se enfrentan a importantes pérdidas en sus ingresos por ventas como consecuencia de los vencimientos de patentes, necesitan nuevos productos para cubrir el déficit. En consecuencia, existe una gran actividad de adquisiciones: con no menos de 12 operaciones este año y una prima de adquisición media del 78%, 2012 ya ha batido a 2011 y 2010 en términos de operaciones de fusiones y adquisiciones (M&A). Las valoraciones atractivas y el bajo coste del capital sugieren que la actividad de M&A no disminuirá a corto plazo.

Gracias al gran flujo de información de ensayos clínicos, las autorizaciones de los organismos reguladores y la actividad de adquisiciones, el sector se asienta sobre unos cimientos sólidos y no carece de catalizadores que sostengan la tendencia alcista e impulsen el crecimiento futuro de las ventas.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído