El secreto para ofrecer una elevada rentabilidad a lo largo del tiempo es…


“Tener la flexibilidad para invertir a escala mundial utilizando una filosofía de estrategia diversificada y basada en valor ha sido un elemento fundamental para ofrecer una rentabilidad que varía entre los distintos segmentos de renta fija debido al trasfondo económico y político”. Esta es la estrategia que Ian Edmonds, gestor de Legg Mason Global Asset Management, ha seguido en el Legg Mason Western Asset Global Multi Strategy, fondo de renta fija global que acaba de cumplir diez años, periodo en el que este producto ha logrado cosechar una rentabilidad del 124%.

Para conseguir estos resultados, hacer una gestión activa y dinámica de la cartera ha resultado crucial, ya que ello le ha permitido adecuar la estrategia según el entorno. “Los sectores de mayor liquidez y calidad, como son los bonos hipotecarios respaldados por agencias privadas y los bonos gubernamentales, tienden a comportarse bien en un entorno de debilitamiento del crecimiento en el que los inversores suelen mantener una actitud de aversión al riesgo y esperan que los bancos centrales recorten los tipos de interés”, afirma Edmonds.

Por el contrario, el gestor explica que “los sectores de mayor riesgo obtienen resultados superiores durante los períodos de recuperación económica o fuerte crecimiento, cuando mejoran los beneficios de las empresas, aumentan los flujos de caja y caen o se suavizan las tasas de impago”. En términos generales, Edmonds indica que invertir en todo el universo de renta fija permite al Global Multi Strategy Fund beneficiarse del mayor potencial de rentabilidad de los sectores de más riesgo manteniendo la exposición a la mayor liquidez y protección del principal que ofrecen las áreas más defensivas.

“Gracias a nuestra capacidad de poder rotar entre los diferentes sectores, podemos aprovechar los cambios en las valoraciones y proteger el capital en condiciones volátiles. A pesar de que las rentabilidades del fondo se han visto afectadas durante períodos más cortos de tiempo cuando se endurecen las políticas monetarias o la economía mundial afronta dificultades, hemos sido capaces de obtener grandes resultados durante ciclos completos del mercado”, señala el experto.

Perspectivas

La hipótesis básica del equipo de Western AM se basa en que la economía mundial continúe creciendo a un ritmo moderado. En este sentido, el fondo se ha posicionado para beneficiarse de amplias primas de riesgo en los bonos corporativos con grado de inversión y de alta rentabilidad, así como en mercados emergentes selectos. El equipo ha logrado reducir el riesgo aumentando la duración en mercados desarrollados y disminuyendo la exposición a la deuda corporativa. “El mayor riesgo para la cartera sería un crecimiento mucho más débil de lo que prevemos y, a este respecto, existen tres cuestiones: un crecimiento más lento de lo esperado en EE. UU., un aterrizaje forzoso de China y un empeoramiento de la crisis en Europa”.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído