Tags: ISR |

El salario digno en el sector del comercio minorista


TRIBUNA de Nina Roth, directora, analista y responsable de Inversión, BMO Global AM. Comentario patrocinado por BMO Global AM.

Nuestra forma de comprar ha cambiado radicalmente en la última década. El desarrollo del comercio electrónico de bajo coste ha ejercido una presión sin precedentes en los márgenes de las tiendas físicas. Muchas se han visto obligadas a bajar sus precios para sobrevivir, lo que puede traducirse en recortes salariales para los empleados y los trabajadores de las cadenas de suministro.

Los supuestos beneficios económicos a corto plazo de una estrategia de salarios bajos deben compararse con los costes a largo plazo. Unos salarios bajos pueden provocar más rotación entre los trabajadores y reducir la productividad, no solo porque merma la moral del equipo, sino también por la constante necesidad de formar a los nuevos empleados.

Como parte de nuestro compromiso por un salario digno, intentamos que las empresas presten atención a estas cuestiones menos inmediatas y las animamos a adoptar un enfoque estratégico progresivo a largo plazo a la hora de gestionar el capital humano, que ponga en valor los beneficios de contar con una fuerza laboral estable y motivada. Este compromiso está alineado con varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

  • ODS 1: Fin de la pobreza y, en concreto, la meta 1.2, cuyo objetivo es reducir al menos a la mitad el número de familias que viven en la pobreza.
  • ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico, donde la meta 8.5 se centra en lograr un trabajo decente y productivo para todos.
  • ODS 5: Igualdad de género. Puesto que las mujeres concentran una cantidad desproporcionada de los empleos peor remunerados, el compromiso por un salario digno también contribuye a la igualdad de género.

¿Qué es el salario digno?

La remuneración percibida por un trabajador por una semana de trabajo estándar en un lugar determinado que sea suficiente para que el trabajador y su familia disfruten de una calidad de vida decente. Los elementos que definen una calidad de vida decente abarcan la comida, el agua, la vivienda, la educación, la sanidad, el transporte, la ropa y otras necesidades básicas, incluido un margen para imprevistos. (Coalición Global del Salario Digno - GLWC)

Los niveles de salario digno no son uniformes en todo el mundo sino que están relacionados con el coste de vida nacional o regional.

Empresas comprometidas

Nuestro activismo a favor de un salario digno se ha centrado en 10 grandes cadenas comerciales (más de 50.000 empleados), cinco que consideramos líderes en sostenibilidad (ESG) y cinco rezagadas, seleccionadas a partir de un análisis preliminar de información de dominio público: Costco, Dollar General, Dollar Tree, Sysco y Walmart (todas en EE.UU.), Tesco (Reino Unido), Fast Retailing (Japón), George Weston y Loblaw (Canadá), y Ceconomy (Alemania). En total, estas empresas emplean aproximadamente a 3,7 millones de personas.

En 2019, nuestras interacciones con estas empresas giraron en torno a las siguientes cuestiones:

  • Concienciar sobre el concepto de salario digno y los beneficios que aporta tanto para los empleados como para el negocio en general.
  • Animar a las empresas a cuestionarse en qué medida afecta el nivel salarial de los trabajadores al éxito del negocio a largo plazo.
  • Preguntar si las empresas valoran las consecuencias financieras de los ajustes salariales en todas sus operaciones, y cómo lo hacen.
  • Demandar más transparencia con respecto a los niveles salariales medios por unidad de negocio y región, los beneficios laborales y qué empleados se benefician de ellos, y otras cuestiones que afectan a la fuerza laboral, a través de la encuesta de la Workforce Disclosure Initiative (iniciativa para la divulgación de información sobre la fuerza laboral).

Observaciones, retos y mejores prácticas

Siete de las 10 empresas contactadas se mostraron receptivas. Por el contrario, Walmart, George Weston y Ceconomy no respondieron a nuestras repetidas ofertas de colaboración.

La mayoría de las conversaciones fueron abiertas aunque, en general, la información proporcionada fue limitada, con una excepción muy notable: Tesco. Todas las empresas subrayaron la necesidad de pagar salarios apropiados, aunque con diferentes interpretaciones sobre lo que esto significa en la práctica. Solo una empresa (otra vez Tesco) está realizando pruebas para el pago de salarios dignos en su cadena de suministro.

Algunas de las empresas con las que hablamos realizan encuestas periódicas entre sus empleados que incluyen preguntas sobre la satisfacción general con el sueldo y los paquetes de beneficios. Sin embargo, ninguna de las empresas publica los resultados, ni siquiera de forma agregada.

En general, el nivel de divulgación de información sobre la fuerza laboral de los comercios con los que interaccionamos es muy escaso. Se hace necesaria una mayor transparencia sobre estas cuestiones, incluidos los datos de niveles salariales, para poder identificar las mejores prácticas, estructurar las solicitudes de compromiso de manera más específica y tomar mejores decisiones de inversión.

Perspectivas

En 2020, continuaremos trabajando con estas empresas para fomentar el pago de salarios dignos y una mayor divulgación de información sobre la fuerza laboral. También comenzaremos a solicitar objetivos de ajuste de las remuneraciones y las prestaciones sociales.

Además, estamos colaborando con un grupo de empresas, ONG y una agencia de cooperación internacional de desarrollo para desarrollar y probar una metodología para el análisis de escenarios de oportunidades sociales que ayudaría a las empresas a valorar de una manera más estructurada el impacto de la gestión de los costes a corto plazo en la satisfacción y la productividad de los empleados a largo plazo.

grafico_BMO_Nina_Roth


La Platform Living Wage Financials (PLWF, plataforma financiera por el salario digno) es una alianza de inversores que fomenta y monitoriza que las empresas en las que invierten se comprometan a pagarle un salario digno a los trabajadores de las cadenas de suministro mundiales. La metodología de la PLWF sigue los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos y cuenta con ocho categorías globales que cubren diversos aspectos de las mejores prácticas. Empleamos esta metodología para calificar a las empresas, utilizando información de dominio público como los informes anuales y de sostenibilidad, así como sus sitios web. Las puntuaciones abarcan las operaciones propias y las cadenas de suministro, y se han ponderado y redondeado a un decimal.
La Workforce Disclosure Initiative (WDI, iniciativa para la divulgación de información sobre la fuerza laboral) es un proyecto llevado a cabo por la ONG británica ShareAction cuyo objetivo es mejorar la transparencia de las empresas cotizadas sobre cómo gestionan a los trabajadores de sus operaciones directas y de sus cadenas de suministro. La encuesta de la WDI aborda temas como los derechos humanos, la diversidad, la relación entre los salarios y los niveles salariales generales, los índices de rotación, la formación, la salud y seguridad ocupacionales, la libertad de asociación, la denuncia de irregularidades, la estructura de la cadena de suministro de la empresa, así como los procedimientos de compras.

Profesionales
Empresas

Lo más leído