El retorno de la Banca y el efecto "dèjá vu"


Durante los últimos meses si ha habido algo constante en el mercado, aparte de la volatilidad y el despiste, han sido los repetidos comentarios que como vanos actos de contrición se han repetido una y otra vez en todo tipo de foros, cenas y demás actos sociales.

“Esta vez es diferente, el daño ha sido tan profundo que el sistema financiero está llamado a una reforma, repensar sus fundamentos y como actor de la economía garantizar su pleno funcionamiento”

Lejos de esta realidad hemos visto cómo a pesar de las masivas inyecciones de liquidez al sector financiero, ésta, lejos de fluir a la economía, ha servido para limpiar algo sus balances o para comprar Bonos al 3%-4% con un coste de financiación de entre el 0%-1%, como ya hicieron los Bancos japoneses en los 90 o para simplemente proteger a los Bonistas (El nuevo Lobby de la banca: Del capitalismo desmesurado en el reparto de los beneficios al Socialismo salvaje en la distribución de las pérdidas)

Las instituciones financieras están de nuevo en plena ebullición de resultados representando hoy el 30% de los beneficios corporativos y una gran parte de los beneficios esperados para los próximos 12 meses.

Beneficios de las Instituciones financieras. Fuente: Bloomberg-Paul Kedrosky

Pero que nadie se lleve a engaño, los buenos resultados publicados por J.P. Morgan y Bank of America del primer trimestre del año están fundamentados básicamente en una menor provisión por pérdidas. Provisiones altamente discrecionales.

En el cuatro trimestre del 2009 JP Morgan cargó $8.9Bn contra beneficios por pérdidas de crédito. En el primer trimestre de este año los cargos han sido por un importe de $7.0Bn por lo tanto $1.9 de los $3.3Bn de beneficios se deben únicamente a una menor provisión.

Bank of America provisionó $3.6Bn menos. Lo cual sería perfecto si no fuera por el hecho que el nivel de delincuencia por impago de hipotecas, morosidad, prestamos en peligro de devolución, y otras presiones sobre el mercado hipotecario reportado por varias fuentes no solo no ha cambiado respecto al último trimestre del año pasado, sino que se ha incrementado.

Ruth Simon del Wall Street Joural “Mortgage Deliquencies Decline Again” (19/04/09) se hace eco hoy de la caída del índice de delincuencia publicado por la LPS Applied Analytics de un 8% en Marzo y que supone el segundo mes consecutivo de mejora del sector hipotecario o los publicados por Equifax la semana pasada del 6.60% al 6.57%, imperceptible pero muy celebrado por el mercado.

Pero la realidad es muy distinta:

 

US Bloomberg Deliquency & Forecloseure Index

 

El último informe publicado (12-Abril-2010) por la Lender Processing Services: compañía líder en el seguimiento y publicación de estudios del sector hipotecario, subraya como el número total de préstamos en situación de delincuencia es un 21.3% más alto que el del mismo periodo del año anterior y la tasa nacional de inventarios de embargo que se encuentra en niveles record, y que esta se ha incrementado un 51.1% más durante el mismo periodo.

“Los propietarios de vivienda americanos incumplen en su hipoteca mucho antes de que la FED o el Banco renegocie sus condiciones para un pago más sencillo”Bloomberg (Marzo,16)

El 33% de las 7.45 millones de hipotecas que se encontraban en algún estado de delincuencia durante el 2009 se convirtieron en bad Loans o irrecuperables a finales de Enero de este año. Y el total de hipotecas en este estado aumentó un 2.8% desde Diciembre lo que supone el décimo mes consecutivo de aumento.

Según la First American CoreLogic (8-Abril-2010) las ventas de viviendas en situación de estrés (Ventas privadas en plazos cortos o directas del sector inmobiliario ,REO) representaron en Enero el 29% del total de ventas en EEUU. Este tipo de ventas tienen un efecto directo sobre las tendencias de los precios del mercado inmobiliario y del estado de salud del sector de la vivienda. Cuando las ventas en situación de estrés representan un porcentaje tan alto del total de ventas, se produce un efecto negativo en todo el sector con una fuerte presión de los precios a la baja.

Según un informe de Neil Barofsky, inspector general especial para el TRAP (Troubled Asset Relief Program) el HAMP (Home Affordable Modification Program) ha sido poco efectivo e insuficiente a la hora de aliviar la situación actual y que las ejecuciones de embargo este año van en camino de sobrepasar los 2.8 millones del año pasado con más de 932.000 actuaciones en los tres primeros meses del año.

Por otro lado y a pesar del repunte en el sentimiento de los consumidores, los constructores americanos siguen sin verlo del todo (último gráfico)

Algo pronto para lanzar las campanas al vuelo. ¡Felices Inversiones!

 

Lo más leído