“El resultado de las elecciones italianas está cerca de ser una pesadilla para Europa”


El resultado de las elecciones en Italia sigue provocando reacciones entre las distintas firmas de inversión. La última en pronunciarse ha sido Goldman Sachs AM por boca de su presidente, Jim O’Neill, quien considera en un país en el que el PIB no ha cambiado desde el nacimiento de la Unión Económica y Monetaria (UEM) en 1999, el escenario que han dibujado las urnas abren una etapa muy emocionante en el que algo grande tiene que cambiar. “Tal vez este resultado electoral y el peculiar atractivo del Movimiento 5 Estrellas marque el inicio de algo nuevo”.

En su última carta semanal, O’Neill asegura que para la élite política italiana y, sobre todo, para los centros de poder de Europa, en particular para Berlín y Frankfurt, “estos resultados están muy cerca de ser una pesadilla”. En opinión del experto, el verdadero problema de Italia es la falta de crecimiento económico, lo que ha provocado un aumento de la deuda. “Creo que el endurecimiento de la política fiscal para conseguir un objetivo de pobre reducción de la deuda no es una estrategia inteligente. Italia debe reformar su mercado de trabajo, aumentar la productividad y seguir con las reformas”, indica el experto.

El máximo responsable de la gestora estadounidense, que hace un mes anunciaba que dejará su puesto en GSAM después de 20 años en la entidad, recuerda asimismo que Italia necesita el apoyo de Alemania y el Banco Central Europeo para permanecer en la eurozona y, sobre todo en este momento, para detener una potencial escalada de la rentabilidad de su deuda pública. “En Italia, las reformas no se pueden equiparar a la austeridad. La palabra reforma no es sinónimo de austeridad”, explica O’Neill. El resultado de las elecciones italianas no fue, sin embargo, el único acontecimiento inesperado acaecido en Europa.

Una sorpresa más modesta conocida a lo largo de las últimas dos semanas fue la inesperada caída de los datos de PMI de la eurozona, cuya contracción en febrero pone fin a tres meses consecutivos de mejora, menoscabando las esperanzas de los que creían que la región saldría pronto de la recesión. “Estas noticias sugieren que la recuperación apreciada podría ser temporal, después de que el PMI manufacturero de la eurozona confirmarse en parte esta debilidad, con nuevos descensos en países como España e Italia y dando continuidad a la debilitada tendencia mostrada por países como Francia”, asegura O’Neill.

Existen un par de elementos más inspiradores que captaron la atención del gurú. En primer lugar, las declaraciones de la canciller alemana, Angela Merkel, en las que expresaba sus deseos de dar la bienvenida a Turquía a la UE. “Siempre he creído que para que la UE prospere en el futuro, esto sería algo muy positivo. Que esto fuese una mera declaración para ayudar a preparar un viaje a Turquía es difícil de decir”, señala el experto de Goldman Sachs AM.
 

Noticias relacionadas

Jim O’Neill se retira

El presidente de GSAM anuncia que dejará su puesto en la gestora estadounidense después de 20 años en la entidad. Estará en la conferencia del 18 de abril que la gestora celebrará en Madrid.

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído