El renacer del Carmignac Sécurité: qué explica su recuperación y rally en 2019


2019 ha sido el año del resurgir del Carmignac Sécurité. Uno de los buques insignia de la gestora parisina Carmignac se encamina a cerrar el año en el primer decil de su categoría (RF Diversificada Corto Plazo EUR) tras acumular una rentabilidad del 3,8% a falta de mes y medio. Con la fuerte subida del año compensa con creces lo perdido en un nefasto 2018 y un decepcionante 2017. ¿Cuáles han sido las claves de su posicionamiento en 2019? Hablamos con Marie-Anne Allier, una de las nuevas voces en el equipo gestor liderado por Rose Ouahba y cogestora del fondo junto con Keith Ney.

Allier se planta con humildad ante el reto de cogestionar una estrategia cuyo universo de inversión se sumerge cada vez más en los tipos negativos. Su baza, explica, será su experiencia. “Cuando yo empecé en la industria, en 1987, la curva del bono francés estaba invertida. Para mi era lo normal. He vivido periodos de un crash en la renta fija; he aprendido a no dar nada por hecho”, cuenta. “Sé que no puedes luchar contra el mercado. Puede que seas más listo que él, que tengas razón, pero al final el mercado siempre gana”, sentencia. 

En un mundo de represión financiera, como lo califica la gestora, eso significa asumir riesgos. Incluso en una estrategia que busca la preservación de capital como lo es el Carmignac Sécurité. “Lo bueno es que hay muy buenas oportunidades en una renta fija con tanta dispersión. Para una gestora activa como la nuestra hay mucho espacio para expresar una convicción. Por eso lo hicimos bien y por eso seguimos optimistas”, defiende. 

Entraron en 2019 con liquidez, lo que les permitió capitalizar el ensanchamiento de los spreads que se produjo a finales del año anterior. Reconstruyeron su cesta de carry y aumentaron la duración modificada ligeramente. Posicionaron el fondo con convicción en deuda de periféricos europeos (España, Francia, Austria, Italia, Grecia, etc.) ante la doble previsión de un aplanamiento de la curva y una reducción de los spreads en Europa frente al bund alemán. 

Esto comenzó a cambiar a principios de agosto, cuando redujeron en general el riesgo de la cartera. Recogieron beneficios en gran parte de sus apuestas, en aquellas donde pese al gran recorrido no veían suficiente recompensa ajustada al riesgo. La excepción fue deuda de gobierno griego y algunas historias específicas en crédito. “Preferimos no invertir hasta el último céntimo si no vemos suficiente riesgo-recompensa”, explica la gestora. 

De cara a la recta final de año el fondo, con Sello Funds People por su calificación Blockbuster, ha reconstruido su colchón. Tiene un 36% en liquidez (incluyendo bonos con un vencimiento inferior a 365 días en un 18%) a fecha del 25/11/2019, ya que los gestores prevén mejores oportunidades con la entrada del nuevo año. 

Vigilarán de cerca dos temas clave. En Estados Unidos, el mensaje que lance la Reserva Federal. Esperan del banco central varios recortes de tipos ante la debilidad que perciben en la inversión empresarial, que si persiste podría impactar en el consumidor y mercado laboral. En Europa, optan por mirar hacia los gobiernos ya que el Banco Central, en su opinión, prácticamente ha acabado su tarea. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído