El renacer del Carmignac Patrimoine


Han sido tres ejercicios muy complicados para el Carmignac Patrimoine. El buque insignia de la gestora parisina cerró 2017 y 2018 en el último cuartil de su categoría y 2019 en el penúltimo. En ese contexto de rentabilidades decepcionantes cedió el testigo de la gestión Edouard Carmignac, fundador de la firma, a Rose Ouahba, responsable de renta fija, y David Older, responsable de renta variable. Ahora, tras la renovación en los mandos, el fondo puede hablar de un renacer. En lo que va de 2020 ha generado una rentabilidad del 6,11%, lo que le sitúa en el primer percentil de la categoría de mixtos moderados.

La clave del buen año ha sido un enfoque equilibrado, según explicaron los gestores en un reciente encuentro con medios. Por un lado, sus previsiones de que nos adentramos en un periodo de bajo crecimiento generalizado les llevó a focalizarse en empresas con buenas perspectivas de crecimiento secular. Pero por otro están viendo oportunidades más tácticas en algunos valores cíclicos, en compañías que se beneficien de una progresiva normalización y reapertura de la economía como las aerolíneas, las compañías de viaje o ventas de billetes online. Y el colofón final es una pequeña exposición al oro (3,8%), una materia prima que, en opinión de los gestores, se beneficiará de ser un guardián del valor.

Actualmente destacan cuatro principales temáticas de largo plazo en la cartera de este fondo de Carmignac con Sello FundsPeople 2020 por su calificación de Blockbuster:

1. La digitalización de todo, que supone un 18,8% de la cartera. Reúne conceptos como el consumidor conectado, las fintech, y la innovación en el campo médico. Se refleja en nombres como Adyen, Jd.com, o ZFSW.

2. Los cambios demográficos, un 13,7% del fondo. Se refiere al envejecimiento de la población, la desigualdad de ingresos y la urbanización. Lo vemos en valores como Sanofi, Hermés o Constellation Brands.

3. Aceleradores tecnológicos, un 9%. Es todo lo relacionado con la nube, el big data o la conectividad vía compañías como Salesforce, Samsung o Kingsoft Cloud.

4. El cambio climático, un 0,9%, que no solo se refiere a la transición energética sino a empresas que capitalicen la movilidad del futuro.

En la pata de renta fija influyen dos máximas, según resume Ouahba. Por un lado, que los bancos centrales están trabajando para garantizar la estabilidad. Por otro, que también están trabajando para comprimir la volatilidad. Esto genera un entorno curioso en el que el inversor cuenta con cierta protección, pero en el que también debe ser consciente de que algunas tires serán artificiales.

Con esas dos ideas en mente, el fondo encuentra valor en la deuda periférica de los países europeos. “La cotización del bono de Italia se está comportando cada vez más como el de un país core”, nota Ouahba. En su opinión, los periféricos ofrecen la doble ventaja de menos potencial de caída y un yield positivo.

grafico_2_patrimoine

En el espacio del crédito en cambio están siendo más selectivos. “Tras meses pudiendo jugar a la beta ha llegado el momento del bond picking”, cuenta la gestora. Como mencionamos anteriormente, no temen bucear en los sectores directamente impactados por el COVID-19, emisores que a estos niveles tienen margen para subir. “Es importante agarrarse a esta oportunidad ahora que las valoraciones son jugosas. Eso sí, sin olvidar los fundamentales”, afirma. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído