El reloj de la inversión de Fidelity sigue anclado en la reflación


El Investment Clock o "reloj de la inversión" de Fidelity sigue firmemente anclado en reflación, una fase que generalmente es más favorable para los bonos que para las acciones y las materias primas, y, dentro de las acciones, más para los sectores defensivos que para las áreas sensibles a la economía. Trevor Greetham, director de asignación de activos de Fidelity, analiza mensualmente en qué momento se encuentra el reloj de la inversión y el actual momento es muy similar al vivido un mes antes, durante el pasado diciembre. Una situación en la que lleva situado desde el mes de septiembre.

 

En el análisis de enero, muy similar al de diciembre, los indicadores mundiales de crecimiento siguen dando muestras de debilidad y la inflación está tocando techo, algo que cree animará a los bancos centrales a relajar acusadamente la política monetaria para intentar relanzar la economía. La Reserva Federal de EE.UU. y el Banco de Inglaterra están aplicando medidas de relajación cuantitativa, el BCE está recortando los tipos de interés y China ha empezado a suavizar los controles al crédito.

 

Para el experto, los riesgos bajistas se concentran en Europa, donde las tensiones sobre los estados y los bancos siguen siendo fuertes y donde se ha iniciado
una nueva recesión, pero han aparecido algunas señales de recuperación en EE.UU.

 

Para consultar el informe de Fidelity, pinche en el siguiente link.
 

Empresas

Lo más leído