“El regreso de Portugal al mercado es un recordatorio de que la confianza en la eurozona ha vuelto”


Portugal ha logrado colocar con éxito 2.500 millones de euros en bonos a largo plazo, lo que suponía el regreso del país a los mercados de bonos desde su rescate. En Nordea consideran que la venta de bonos portugueses ha sido sólo el último recordatorio de que la confianza en la eurozona ha vuelto. Sin embargo, no ha sido el único que se ha producido recientemente. “Los resultados de las subastas de España e Italia son también ilustrativas, dejando claro que el interés extranjero por la deuda periférica europea ha experimentado una gran recuperación”, afirman.

Según explica la entidad nórdica en un artículo, en el nuevo año que acaba de comenzar, los inversores están buscando rentabilidad desesperadamente. “En el ámbito de la renta fija, esto significa ir más lejos en la curva o asumir más riesgo de crédito, como por ejemplo a través de la compra de bonos portugueses. Además, muchos inversores probablemente se han perdido los buenos rendimientos que ofreció la deuda lusa en 2012 y no quieren volver a caer en el mismo error”. A pesar del último rally, las rentabilidades de esta clase de activo siguen siendo altas en comparación con la de países como España o Irlanda.

En opinión de los expertos de la entidad, un retorno gradual de Portugal al mercado parece ser la alternativa más probable, a pesar de que las condiciones actuales permitirían mayores volúmenes de emisión. Al menos, en el corto plazo. “Irlanda y Portugal están haciendo progresos significativos para recuperar el pleno acceso al mercado de bonos”. Portugal, pues, también se beneficiará más de la ayuda del BCE, mientras que la autoridad monetaria estará bajo una presión considerable para definir exactamente lo que quiere decir con pleno acceso al mercado de bonos.

Noticias relacionadas

Lo más leído