El regreso de Grecia al mundo de alto potencial de los mercados emergentes


El pasado junio, Morgan Stanley Capital International (MSCI), principal proveedor de índices de acciones internacionales, confirmó la pérdida de categoría de Grecia como mercado desarrollado. Lo curioso de todo, es que había sido clasificada como mercado emergente en 1987. Este hecho tiene una explicación dentro del “universo” de MSCI: para obtener la clasificación de mercado desarrollado, el PIB per cápita tiene que ser por lo menos un 25% superior al umbral del Banco Mundial durante tres años consecutivos, y aunque Grecia cumplía con tales condiciones a pesar de la recesión, los motivos por los que se la ha excluido son más mundanos.

MSCI cuenta con una serie de criterios sobre tamaño de mercado, liquidez y otros puntos más subjetivos que se deben cumplir para estar conservar la categoría. Según explica Mark Mobius, presidente ejecutivo de mercados emergentes de Franklin Templeton, en un artículo publicado en su blog, Grecia no ha conseguido pasar esas pruebas de accesibilidad de MSCI para su inclusión en el índice de mercados desarrollados debido al colapso de la bolsa en 2007. “A pesar de toda la problemática, el país heleno vuelve a estar en la categoría de emergente, y se ven oportunidades potenciales a largo plazo. No por esto debemos lanzarnos como locos a comprar acciones griegas. Se ven señales difusas que indican que la experiencia económica del país podría estar llegando a un punto de inflexión”.

¿La incorporación de China?

Para el reputado gurú, el mercado interno de acciones 'A' de China no formará parte del índice MSCI de momento, aunque desde luego existe la posibilidad de que cumpla los requisitos para su inclusión antes o después. “Las limitaciones del sistema de cuotas del inversor extranjero cualificado, las restricciones continuas sobre las operaciones con divisas extranjeras y la incertidumbre impositiva han entorpecido la inclusión china en la clasificación de la agencia. No obstante, la perspectiva es que pueda haber mayor disponibilidad de un mercado amplio y dinámico”.

Por otro lado, Corea del Sur y Taiwán están bajo el exhausto análisis de MSCI para ascender de categoría a mercados desarrollados, pero las idiosincrasias en sus mercados de divisas extranjeras preocupan  a los grandes inversores, por lo que ambos países no pasan la prueba de accesibilidad del mercado. Mientras Qatar y Emiratos Árabes Unidos confirmaban su ascensión a mercados emergentes, Marruecos, debido a sus problemas de accesibilidad, fue reclasificado como mercado fronterizo.

Mobius hace énfasis en que no es probable que estos acontecimientos conlleven cambios a corto plazo en la composición de carteras de mercados emergentes y fronterizos; además, las reclasificaciones del MSCI no entran en vigor hasta 2014, por lo que realmente hay interés en ver cómo los inversores se dirigen hacia estos mercados.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído