Tags: Renta Variable |

El reforzado equipo de renta variable europea de BBVA AM da su visión para 2019: por qué apuestan y qué evitan


Después de que la volatilidad se apoderase del mercado y prácticamente ningún activo financiero fuera inmune a las caídas en 2018, es hora de dejar el año pasado atrás y mirar hacia delante. “Normalmente cuando el mercado entra en pánico y todo el mundo ha vendido suele ser un momento óptimo de compra a largo plazo y viceversa, aunque es imposible estimar con certeza cuál será el día exacto en que el sentimiento se dé la vuelta”, señala el reforzado equipo de Renta Variable Europea de BBVA AM.

Esta firma cuenta con un equipo formado por seis profesionales encargados de cubrir el universo de compañías europeas, cuyo líder es Rodrigo Utrera. A Utrera le acompañan Carlos López, Diego Salvador, Alejandro Refojo, Andrea Gallo y, la última incorporación que cierra el equipo, Iosu Recalde.

La gestora se remonta al 2007, antes de quebrar Lehman Brothers, para recordar que invertir en bolsa americana parecía una decisión cómoda y razonable; o como en enero de 2019 parecía que el mundo iba a acabarse, justo antes de comenzar el mayor rally alcista que se recuerda en 30 años. En este sentido, recuerdan que las bolsas son volatilidad en el corto plazo y rentabilidad atractiva en el largo plazo para los que realmente sepan y puedan aprovechar la oportunidad.

“En este contexto, el posicionamiento de los flujos a corto plazo ha sido el de rotar la cartera agresivamente desde empresas percibidas como cíclicas, y por tanto de mayor sensibilidad al ciclo económico, a otras percibidas como más estables y defensivas, con la esperanza de que ante un (probable) enfriamiento económico sufrirán menos que las primeras”, explican.

La pregunta que cabría hacerse, puntualiza la gestora, es si el mercado no estará discriminando de manera poco razonada entre compañías, metiendo en precio en algunos casos ya una recesión severa, y en otros casos no realizando ajuste alguno.

Bajo el bajo punto de vista de los gestores del BBVA Bolsa Euro, BBVA Bolsa Europa, BBVA Bolsa y BBVA Bolsa Plus, la volatilidad sufrida en 2018 por los mercados ha abierto ventanas de oportunidad que llevaban mucho tiempo sin ver.

“Ahora tenemos la oportunidad de comprar compañías que cotizan a un precio sensiblemente menor a su valor real, en algunos casos incluso llegando a descuentos del 50% al 60%”, destacan los gestores. Una buena posición de partida para inversores prudentes, objetivos y con una orientación de largo plazo (mínimo 3 años, óptimo 5 años), consideran desde la gestora.

Desde su punto de vista, hay empresas de calidad, con balances saneados, buenos equipos gestores y negocios sólidos que han caído enormemente hasta tal punto que ya tienen una recesión severa (que en cualquier caso ven poco probable que se produzca) incorporada al precio de cotización. Al estar todo lo potencialmente negativo descontado en el precio, “bastará una confirmación de que las cosas no van tan mal como el mercado se apresuró a descontar con rapidez para ver revalorizaciones importantes”, puntualizan.

No se olvidan que el mercado siempre anticipa el ciclo económico, por lo que invertir cuando la economía empieza a ir mejor y desinvertir cuando la economía empieza a ir peor no suele ser necesariamente una receta para el éxito, al haber anticipado el mercado ya con anterioridad esos movimientos.

La otra cara de la moneda, según los gestores, la presentan empresas con balances muy endeudados y negocios de dudosa calidad que han sufrido caídas leves, y donde el potencial de que el mercado reconozca que sus beneficios podrían deteriorarse más de lo esperado es elevado. “Procuramos evitar estas compañías al percibir un riesgo latente que el mercado ahora mismo parece ignorar”,

Ideas

Después de un análisis detallado de las empresas, la firma da algunas pinceladas de las principales posiciones en las carteras. A nivel europeo, incorporan compañías castigadas de forma irracional por el mercado y que ya descuentan una recesión por la que no apuestan, como Valeo o Renault. También tienen ideas como Ahlstrom Munkjso, que consideran una joya desconocida por el mercado, o Altran, empresa tecnológica francesa que opera en el nicho de I+D y que cotiza igualmente en mínimos a pesar de la buena salud de su negocio, contextualizan. En los fondos españoles, destacan compañías como Inditex, Acerinox, Gestamp y Miquel y Costa.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas