El Ranking informal de los criminales corporativos


Resulta curiosa y un poco sórdida, la fascinación que produce en el entorno un escándalo corporativo.  La caída estrepitosa de gigantes del mundo empresarial, se convierte en una película de suspenso en donde como espectadores –afortunadamente solo espectadores-,  aguardamos insaciablemente el desenlace.  

 

Nos preguntamos: ¿Quién es el malo?, ¿Quiénes son las víctimas?, ¿Qué inocentes servirán de carnaza para distraer la atención de los verdaderos agraviadores?, ¿Quién terminará en la cárcel, se suicidará o se convertirá en autor de libros de autoayuda y superación?

 

Las grandes corporaciones en declive, se convierten en los “Titanic” de nuestros tiempos.  Los padres de la embarcación afirmaban que ni Dios podría hundirle.  Lo mismo se decía de algunas compañías, se les veía como soberanas intocables, pero ni su maquillada reputación ni su popularidad sortearon con éxito las vicisitudes forjadas por negligencias exorbitantes en algunos casos, y en otros por simple delincuencia.

 

Como en el Titanic, las compañías cuentan con un Capitán y una tripulación responsable de llevar la embarcación a su destino, sin perder el Norte.  Si el Capitán y la tripulación hubiesen sido las personas idóneas para trazar el camino, afrontar con entereza los obstáculos y se hubiesen preocupado más por el barco y sus pasajeros que por su propia suerte, el Titanic seguramente hubiera sufrido algún rasguño, pero hubiese llegado a buen puerto.  La Tripulación que salta a los botes antes que sus pasajeros, son metafóricamente los Consejeros que venden sus acciones, fracciones de segundo antes de un colapso.

 

De cualquier manera, los villanos corporativos se han posicionado en la opinión pública como referentes de una forma u otra.  Los escándalos corporativos van más allá de operaciones financieras difíciles de digerir y el factor humano intrínseco en ellos, no es indiferente a nadie. La gente se pregunta ¿Quién era en realidad el Capitán de Enron?, para referirse indistintamente a Skilling o a Lay; ¿En donde termino el lechero Bernie Ebbers o si Richard Fuld minará su soberbia en su nuevo rol en Matrix Advisors?

 

Hace unos años realicé una encuesta abierta en una Red Social, preguntando lo siguiente: ¿Quién es su criminal corporativo favorito?.  Los resultados fueron fascinantes, y debo admitir que la encuesta la realice cuando aún no sabíamos que el legendario Madoff y el Señor Fuld, darían tanto de que hablar.

 

Os dejo el resultado de ese pequeño experimento.

 

El Ranking Informal de Criminales Corporativos

 

1. Nick Leeson (Barings) 

2. Michael Milken (Drexel) 

3. Ivan Boesky, (Drexel)

4. Martin Siegel (Drexel)

5. Dennis Levine (Drexel)

6. Kenneth Lay (Enron)

7. Jeffery Skilling (Enron)

8. Mark Rich (Tax evasion)

9. Eddie Antar “Crazy Eddie” (ERS Electronics)

10. George Bush

11. Silvio Berlusconi

12. Mikhail Khodorkovsky (Yuko)

13. Martha Stewart.

14.Thomas Boone Pickens (Golf Oil takeover Bid)

15. Angelo Mozilo (Countrywide Financial Subprime loans)

16. Dick Chenney

17. Viktor Kozeny (Midwest Federal Savings & Loan Association)

18. Ivan Boesky (Insider trading )

19. Lou Pai (Enron)

20. Dennis Kozlowski (Tyco)

21. Pavlo Lazarenko

22. Imelda Marcos

23. Andrew Fastow (Enron)

24. Brian Hunter (Amaranth Advisors)

25. John Perkins (World Bank)

26. Calisto Tanzi (Parmalat)

27. Bernie Ebbers (Wordcom)

28. Jerome Kerviel (Societe)

29. Robert Maxwell (Maxwell)

30. Ivan Kreuger (SCA Hygiene Products Personal Care)

31. Chery Blair

32. Max Mosley (FIA)

33. Henry T Nicolas (Broadcom)

Lo más leído