El programa LTRO incrementa el atractivo de los fondos de rentabilidad absoluta


La primera tanda del programa de operaciones de refinanciación a largo plazo (LTRO) del Banco Central Europeo (BCE) tuvo lugar en septiembre. Sin embargo, la inyección de liquidez se quedó en 82.600 millones de euros, una cifra relativamente modesta en comparación con las expectativas del mercado, que alcanzaban los 150.000 millones.

El objetivo del BCE es que estos préstamos sean condicionados, pero el escaso interés que ha despertado este programa deja muchas preguntas por responder, como por qué los bancos se muestran tan reticentes a obtener financiación barata del BCE. Hay quien opina que los otros programas propuestos, como la compra de titulizaciones de activos (ABS), se ajustan mejor a las necesidades de los bancos y que la próxima tanda de LTRO, prevista para diciembre, tendrá una mayor demanda. Sea cual sea el motivo, resulta preocupante que los bancos tengan dificultades para encontrar activos cuando el coste de financiación del BCE es de tan solo 15 puntos básicos. Parece que el temor a la deflación sigue muy presente. Con la rentabilidad real del bono alemán a tres meses en negativo (aprox. -10 puntos básicos), cada vez hay más inversores interesados en encontrar alternativas de efectivo cuyo objetivo prioritario sea la preservación de capital.

El mercado sigue pensando que el BCE tendrá que tomar medidas más drásticas, principalmente la compra de deuda de gobiernos europeos. En un momento en el que resulta cada vez más acuciante encontrar alternativas de inversión, observamos un creciente interés por las estrategias de retorno absoluto en renta fija de tipo market neutral.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído