“El producto financiero perfecto no existe…”


Rafael Casellas fue cocinero antes que fraile, o casi. El caso es que este gestor de banca privada en Caixa Penedés, economista de formación, tuvo una de sus primeras incursiones en el mundo laboral como redactor en la sección de economía del Diari de Tarragona. Como él mismo explica, la experiencia de enfrentarse en los meses de verano al vértigo de ese espacio en blanco que hay que rellenar, haya o no noticias del día, le ha dejado una huella que aún perdura. Gracias a su afición por escribir, y además hacerlo bien, los seguidores del concurso de artículos de opinión organizado por EFPA y Funds People han podido disfrutar de sus certeros textos. En una entrevista concedida a Funds People tras recibir el premio como ganador de este concurso, Casellas repasa algunos de los temas que más preocupan al sector del asesoramiento financiero. Al tiempo, valora la experiencia del concurso como una oportunidad para estar al día y formarse constantemente.

Pregunta: ¿En qué situación se encuentra el asesoramiento financiero y hacia dónde se encamina?

Respuesta: Estamos ante una delicada situación en cuanto a mercados, economía, situación de las entidades financieras. Parece como si todo lo que habíamos avanzado en materia de asesoramiento en los últimos años, temas como Chipre, Grecia, las preferentes o la corrupción política, lo hayan echado por tierra. Seguro que la mayoría de asesores financieros hemos actuado dentro de lo correcto pero los inversores, ante el aluvión de noticias negativas, lo ven todo igual y desconfían de todo. El camino o la línea correcta a seguir debería ser el trabajar con la ética como bandera. Hay que ganarse nuevamente la confianza de los clientes y optar por la transparencia total en la presentación de productos de ahorro e inversión. Llevará todavía algún tiempo pero soy optimista y lo veo como una excelente oportunidad, un reto en definitiva...

P.:¿Qué puntos fuertes destaca en un asesor financiero?

R.: La formación técnica, la ética, el estar al día de nuevos productos o temas como la fiscalidad son los pilares fundamentales de todo asesor financiero. Estoy seguro de que en esto todos tenemos pocas lagunas. No obstante, el conocimiento del cliente, de su psicología, de sus problemas, de sus miedos o de sus necesidades personales en general, es algo en lo que todos debemos mejorar. El conocer bien a quien asesoramos, es un tema amplio y difícil, incluso más que los instrumentos financieros más complejos. Conocer bien al cliente hará que su confianza se incremente, se pueda tener más información suya y, en consecuencia, las recomendaciones sean mucho más precisas.

P.: ¿Qué producto financiero es el perfecto?

R.: La respuesta es muy fácil: no existe. Si entendemos como perfecto aquel producto que no tiene riesgo, es fiscalmente eficiente, tiene liquidez inmediata y, además, su rentabilidad está muy por encima del libre de riesgo y de forma asegurada, no lo encontraremos. Y si alguien nos dice que lo ha encontrado, miente o le han engañado. Ahora bien, sí podemos poner sobre la mesa uno que cumple de forma bastante ajustada los anteriores puntos. Hablo de los fondos de inversión. Su fuerte crecimiento en los últimos años vuelve a demostrar la eficiencia de estos productos. En el mercado español ha costado mucho de que se entienda su funcionamiento y que se valoren sus cualidades pero ahora parece que los inversores ya lo entienden.

P.: ¿Cómo ve el panorama económico a corto plazo?

R.: Después de bastante tiempo con un sesgo claramente negativo, reconozco que he llegado ya al punto de neutralidad en cuanto a previsión económica. Me gustaría poder añadir unas gotas de positividad pero creo que es pronto. Han habido duros y dolorosos ajustes en muchos sectores y colectivos. Ahora, si la circulación del dinero se activa nuevamente, éstos están ya preparados para hacer funcionar la máquina económica. Será lento y habrá que aprender a vivir dentro de este nuevo entorno. Un entorno de más control y de dinero más escaso pero se empezarán a ver y a hacer cosas. Hay que tener claro que nada volverá a ser como antes pero tampoco será tan duro y desagradable como han sido en los últimos dos años.

P.: ¿Qué le ha supuesto participar en el concurso EFPA/Funds People? 

R.: Ha sido una experiencia muy buena. Muy motivadora y con la posibilidad de aparecer en el escaparate profesional de Funds People. Escribir sobre temas complejos y cambiantes como son la economía, los mercados o la sociedad, te obliga a estar al día y formarte constantemente. Además, he tenido el privilegio de competir con excelentes plumas de compañeros de EFPA. Ganar no ha sido nada fácil.

P.: ¿Cómo valora esta iniciativa?

R.: Quien ideó esta iniciativa acertó totalmente. En un año repleto de acontecimientos, la opinión es algo que cotiza al alza. Más gente que opina pero mucha más masa de lectores potenciales. Eso es bueno para el que escribe ya que se muestra y se le valora mejor profesionalmente y, por otra parte, aquél que lo promueve obtiene los resultados de prestigio y/o publicidad que buscaba.

P.: En los artículos de opinión que ha enviado al concurso ha tratado temas muy variados ¿Cuál de ellos destacaría? 

R.: Mi artículo favorito fue, sin duda, el de "Liqui Luke” con el quedé finalista en mayo de 2012. Aparte de ser un fan del cowboy que era más rápido que su propia sombra, el artículo tocaba un tema fundamental y de actualidad como es la importancia de la liquidez. La liquidez ha sido algo que siempre se ha menospreciado en las carteras de los clientes. Además, el boom inmobiliario había amplificado este efecto. Todo el mundo compraba ladrillo y se quedaba sin cash. Cuando llegamos a una situación como la actual, quien dispone de liquidez, se convierte en un auténtico cazagangas, en un auténtico vaquero de las finanzas...

P.: De los artículos que cada mes se han ido seleccionado de otros concursantes ¿Cuáles destaca?

R.: De todos he aprendido algo. No obstante, me quedo con los tres de mis compañeros de podio. "El fin del risk-on/risk-off" de José Antonio Díaz Campos por su excepcional calidad técnica y la claridad con que expone este concepto. Sencillamente genial. El "Insert-coin" de Borja Rubí me pareció muy realista, que describe muy bien el problema formativo y laboral español y que es de rabiosa actualidad. Tremendamente acertado y, a la vez, con unas gotas de ironía que particularmente me encantan. Y por último, Xavier Soto con su "¿Quién quiere al cliente?" creo que toca un punto básico de nuestro día a día como es la gestión y el cuidado de los clientes. Su artículo es de aquellos que te hacen pensar. ¡Chapeau! 

Rafael Casellas anima a todos los asociados de EFPA a participar en el concurso de artículos de opinión cuya segunda edición anual ya está en marcha. “Pienso que los asociados deben aprovechar esta oportunidad. Redactar un artículo que aúne criterios técnicos, de actualidad y que sean originales requiere de mucho esfuerzo y tiempo pero los resultados compensan sobradamente”. Eso sí, él también piensa seguir participando, así que el guante está echado.

 

Empresas

Noticias relacionadas