Tags:

“El problema con muchos fondos de retorno absoluto es que eran fondos de beta”


Stefano Fiorini gestiona fondos de retorno absoluto desde hace cuatro años y reconoce que manejar este tipo de productos es difícil ya que dependen enteramente de la visión del gestor del momento y las decisiones deben ser tomadas de manera activa y muy rápida. Esa dificultad, añadida a la confusión sobre estos fondos ha hecho que cambie el panorama tras la crisis. “El problema con los fondos de retorno absoluto fue que muchos eran fondos de beta, no eran fondos activos, y por eso la crisis se ha llevado a muchos por delante”, asegura.

Él está al frente de las dos propuestas de Generali Investments en este tipo de fondos, el Generali IS AR Global Macro Strategies y el Generali IS AR Multi Strategies. El primero invierte en tipos, divisas, crédito y materias primas (sólo de manera táctica en el caso de las materias primas) y tiene un límite del VAR del 6%, mientras que el segundo añade también la inversión en renta variable y el VAR sube al 8%. Ambos productos son UCITS 3 desde su lanzamiento en julio 2006 y ofrecen liquidez diaria. “Hacemos una gestión totalmente macro y lo importante es que aciertes en tus apuestas en cada momento de mercado”, explica Fiorini. No utiliza modelos cuantitativos porque los considera “herramientas de márketing y una excusa de los gestores para no hacer su trabajo, que es tomar decisiones”.

Aunque Fiorini prefiere ver sus inversiones a largo plazo y recomienda entrar en los fondos con esa expectativa, es consciente de la presión de ofrecer retornos positivos mes tras mes, por lo que su gestión está pegada al día a día de la evolución de los mercados y de los datos macro de los países. Para ello, recibe información de los equipos de análisis macro de Generali Investments, de empresas, el equipo de renta variable y el equipo de renta fija antes de tomar sus decisiones. También contrasta toda solamente esta información con la de proveedores independientes. “Es importante tener todos estos inputs distintos y contar con un análisis independiente, ya que es más seguro y objetivo que si te dejas guiar solamente por fuentes externas; estás más pegado a la actualidad y ves tendencias o cambios que, a lo mejor, de otra manera no verías”, dice. Así, por ejemplo, actualmente ve peligro en el mercado de divisas por lo que ha decidido vender o reducir la mayoría de sus posiciones excepto las de dólar y yen y, además, está neutro ahora en el euro y corto en la libra esterlina.

Considera que entraremos en un periodo de inflación porque los gobiernos, buscando una solución política a la crisis, obligarán a imprimir más dinero a los bancos centrales, aunque cree que esto ya está descontado por el mercado. “Los políticos saben que hay un problema, pero están perdidos sobre las soluciones; es difícil gobernar y tomar medidas impopulares”, dice. En todo caso, si vuelven las medidas de quantitative easying prevé ponerse largo en renta variable y corto en bonos.

El Generali IS Absolute Return Global Macro Strategies obtuvo en 2009 una rentabilidad del 5,15%, frente al 0,73% de su índice de referencia, el Eonia, con una volatilidad del 3,4%, mientras que el Generali IS Absolute Return Multi Strategies consiguió un 7,38% con una volatilidad del 5,3%.

Lo más leído