"El problema con la Reforma Hacendaria es que limitó los incentivos para el Ahorro Voluntario (AV) de largo plazo"


La situación de las pensiones en México requiere que exista y se promueva un sistema complementario como el Ahorro Voluntario de Largo Plazo. Sin embargo, la Reforma Hacendaria aprobada por el gobierno a finales del año pasado, supone un impacto negativo para el ahorro voluntario individual y empresarial. Principal Financial Group indica en una conversación con Funds People Latam, que desincentiva las aportaciones voluntarias, complementarias, cuentas personales de ahorro para el largo plazo y planes grupales de pensión, limitando las posibilidades de los trabajadores para mejorar su fondo para el retiro.

"Es importante mantener políticas de gobierno con visión de largo plazo, de construir una sociedad con bases sólidas, con menos presiones fiscales y presupuestarias en el futuro. El sistema de pensiones mexicano requiere incentivar el ahorro voluntario de los mexicanos", explica Leopoldo  Somohano Leal, Director Corporativo de Planeación Estratégica en Principal Financial Group. "El problema con la Reforma Hacendaria es que limitó los incentivos para el Ahorro Voluntario (AV) a largo plazo. Brevemente, se hace competir al AV con otro tipo de gastos y deducciones que tiene el asalariado".

Actualmente, la contribución total obligatoria es de 6,5% del salario mensual del trabajador, lo que contrasta con aportaciones totales promedio del 11,7% en otros sistemas de pensiones en Latinoamérica. La contribución que realiza el asalariado mexicano a su cuenta individual de ahorro para el retiro; es de tan sólo un 1,125% de su salario base mensual, frente al 8% que contribuye en promedio cada trabajador de los países miembros de la OCDE.

Estos niveles traen como resultado que las pensiones estimadas para los trabajadores del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) de México se sitúen, en promedio, en el 33%. Muy lejos del 80-85% que empresas locales y organizaciones mundialmente reconocidas calculan es necesario para una jubilación digna.

Un sistema de Ahorro Previsional Voluntario Colectivo

"Para lograr dicho objetivo, es necesario ahorrar de forma constante para el largo plazo entre el 14% y el 16% del ingreso total bruto del trabajador. El camino para lograrlo es el Ahorro Voluntario de Largo Plazo como complemento del sistema obligatorio", indica Somohano.

En este sentido, desde la firma proponen y defienden la implementanción de un sistema de Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (AVC), que tenga mayores incentivos que el individual. Con ello se busca ofrecer apoyo al sistema obligatorio de pensiones, complementarlo y 'democratizar' el ahorro voluntario "dado que los planes colectivos se hacen de forma general y con incentivos para todos, permitiendo que todos los participantes tengan acceso a productos de ahorro a largo plazo de última generación, eficientes mecanismos de recaudación y costos muy razonables”.