Tags: Depositaría |

El Préstamo de Valores: ¿Por qué no en España? (3)


¡Año nuevo, nuevas esperanzas! Éste es, ciertamente, el caso del tema que nos concierne. En lugar de ponerme a revisar el proyecto de Orden Ministerial que se anunció en el artículo anterior, me gustaría empezar el año comentando algunos temas de actualidad.

En 2011, no se hicieron muchos progresos en España respecto a la aprobación de los préstamos de valores para los gestores de activos y, una vez más, las condiciones del mercado en la segunda mitad del año fijaron otras prioridades.

La industria española de gestión de activos continúa perdiendo negocio y las cifras son casi la mitad de las alcanzadas a finales de 2006.

En agosto, la CNMV prohibió de forma temporal las posiciones cortas en la Bolsa contra la banca (decisión tomada en coordinación con los reguladores franceses, belgas e italianos). La prohibición se confirmó y reforzó en septiembre.

Mientras no se aclare la situación de la venta en corto será difícil obtener luz verde para el préstamo de valores en España. La venta al descubierto tiene connotaciones demasiado negativas y la creencia de que el préstamo de valores se utiliza exclusivamente para cubrir las posiciones cortas está muy arraigada.
Curiosamente, podemos llegar a un momento en el que la percepción de los beneficios que se obtienen al prohibir la venta en corto comience a perder fuerza frente a los inconvenientes que genera esta medida. Hace unos días, la CNMV comentaba a “Cinco Días” que su intención es levantar la prohibición de las posiciones en corto tan pronto como fuese posible.

Mientras sigue este debate sobre la mesa, me gustaría hacer referencia a la opinión de una institución (un regulador) que se debe considerar neutral (ya que no representa intereses particulares en una u otra dirección) lo que, por tanto, debería ayudarnos a forjar una opinión sobre si esta prohibición es una solución o no.
En septiembre de 2011, la Reserva Federal de Nueva York publicó un informe (N º 518, escrito por Robert Battalio, Mehran Hamid y Paul Schultz) titulado "La caída del mercado: ¿prohibir la venta corta es la solución?". Viniendo de un regulador tan conocido en medio de un mercado tan complejo, yo tendería a darle mucha credibilidad a este informe. Recomiendo encarecidamente su lectura y quisiera destacar algunos extractos.

 

"El análisis empírico sugiere que si bien las prohibiciones de la venta en corto a menudo son políticamente populares no sólo son costosas, sino que al final ayudan muy poco a frenar la caída de los mercados", página 1.

 

"Por lo tanto, los reguladores y economistas generalmente están de acuerdo en que la venta en corto es buena para bajar los precios de las acciones, si los precios están sobrevalorados. Pero la venta en corto es mala si empuja los precios de las acciones por debajo de sus valores fundamentales", página 3.

 

"La prohibición de la venta en corto en 2008 se ha estudiado de forma exhaustiva. Gran número de pruebas sugieren que la prohibición de la venta en corto ayudó poco a frenar la caída en los precios financieros. Por otro lado, dicha prohibición tuvo claros efectos secundarios perjudiciales ", página 12.

 

"Es probable que la prohibición de la venta en corto tenga otros efectos dañinos, además de la disminución de la liquidez y los altos costes de las operaciones bursátiles. Los vendedores a corto frenan las malas prácticas sacando a la luz el fraude y la manipulación de beneficios. Las pruebas no sugieren que los vendedores en corto sean el problema. Son los mensajeros de las malas noticias sobre las perspectivas de las empresas. No son apreciados porque dan mensajes que la gente prefiere no oír", página 12.

Esperemos que, gracias a estos informes, en algún momento los hechos acaben con las opiniones sesgadas transmitidas por terceras partes interesadas.
Hace unas semanas, la Asociación International de Préstamo de Valores (ISLA, por sus siglas en inglés) anunció que su 21ª Conferencia Anual Internacional de Préstamo de Valores se celebrará en Madrid, del 19 al 21 de junio de 2012. Esta conferencia reúne a expertos en instrumentos de financiación de toda Europa. Esta debería ser una gran oportunidad para que la industria de fondos española se familiarice con este negocio y también para crear una visibilidad suficiente para que este tema pueda seguir adelante.

Mientras tanto, vamos a tener esperanza en que la situación económica se estabilice y nuestro nuevo Gobierno sea más receptivo a este tema que en el pasado y dé a la industria de fondos española las herramientas que necesitan para enfrentarse a la competencia internacional. El préstamo de valores es, sin duda, una de estas herramientas que ayudará a la industria a ser más competitiva.

En el próximo artículo voy a volver a la idea original y abordaré el tema del borrador de la Orden Ministerial que ha estado esperando desde ¡septiembre de 2008!

Profesionales

Noticias relacionadas