Tags: Gestores |

“El potencial de las energías limpias continúa intacto a pesar de la crisis”


El sector de las energías alternativas era uno de los favoritos de los inversores el año pasado. Sin embargo, no fue capaz de resistirse a la crisis y se desplomó en la segunda mitad del año. “Tras las fuertes caídas en el precio del petróleo, las energías renovables se volvieron más caras, comparativamente hablando”, explica Maartijn Oosterwoud, investment specialist de SAM (Sustainable Asset Management), la boutique especializada en sostenibilidad de Robeco.



Pero, en su opinión, el potencial de crecimiento de este sector se mantiene intacto. “Muchas compañías cotizan a precios muy baratos después del castigo bursátil y cuentan con un gran potencial de revalorización, aun en el contexto de un mercado bajista. Además, cuando la renta variable vuelva a recuperarse, será uno de los sectores que más se beneficien”, dice.



Además, según Oosterwoud, las principales palancas de crecimiento del sector, como la escasez de recursos energéticos o el apoyo regulatorio y gubernamental, siguen estando presentes. “Es cierto que la crisis supondrá un menor consumo de energía, pero se notará especialmente en gas y petróleo. Además, la producción de energías renovables a menudo está garantizada por ley, por lo que la demanda es independiente”, comenta.



Según este experto, cada vez más países están estimulando la producción de energías sostenibles. El ejemplo por antonomasia es el de Estados Unidos, donde el Gobierno ha llevado a cabo un plan de estímulo para el sector energético por valor de 56.000 millones de dólares. “En este plan, la modernización de la red de suministro energética y las energías renovables son dos partes fundamentales. Once mil millones irán a la red de suministro y Obama quiere doblar la capacidad de las energías renovables (actualmente en 25 GW) en los próximos tres años”, añade.



Para aprovechar este potencial, SAM cuenta con un producto especializado en “energías inteligentes”, el SAM Smart Energy fund, que se enfoca precisamente en la generación de energías limpias, la eficiencia energética y el almacenamiento y distribución de energía. “Nos fijamos en compañías que participan en toda la cadena de valor de la energía, desde la fuente hasta el suministro”, explica Oosterwoud.



Otro de los rasgos diferenciales de este producto es que realiza una apuesta mayor que otros fondos del sector por las compañías de mediana y pequeña capitalización (que suponen más del 80% de la cartera) así como por los países emergentes. Esto se ha traducido hasta ahora en una mayor rentabilidad para el fondo que, con datos a cierre de abril, acumula unas ganancias anualizadas del 4,08% desde su lanzamiento en septiembre de 2003, batiendo así a su índice de referencia, el MSCI World, que acumula una bajada del 1,54%. Claro que, en la otra cara de la moneda, la volatilidad también es mayor. El riesgo absoluto del fondo en el mismo periodo era del 27,18%, mientras que el del MSCI World era del 13,95%.

Lo más leído