El "porque yo lo valgo" de Chivite


Picados. Así tuvieron que salir los directivos de la patronal de los bodegueros españoles de la reunión que mantuvieron hace poco para hacer balance deesta vendimia y de la situación del mercado en el primer trimestre de 2009. La cosa, para estos expertos, no pinta demasiado bien. Por ejemplo, durante los tres primeros meses del año, la gente gastó en vino fuera de casa un 14% menos respecto al mismo periodo del año anterior. Y, aunque sea algo difícil de cuantificar, hay muchos restauradores que apuntanque los vinos más suculentos -y más caros- se llevan la peor parte. Por eso sorprenden lanzamientos como el que hizo Chivite, unade las bodegas más prestigiosas y antiguas de España,en pleno verano. Arinzano es una nueva y genialcolección de vinos de la que, de momento, sólo hay tres añadas en el mercado, 2000, 2001, y 2002. Noestán tremendos por casualidad:han logrado la distinción de Vinos de Pago. Es decir: está demostrado que sus uvas vienen de pequeñas fincas muy particulares y que se han elaborado con mucho mimo. De hecho, la certificación como Vino de Pago es la más alta que contempla la legislación vinícola en España. El precio del 2001, mi preferido, ronda los 80 euros en tiendas especializadas. Así que no es difícil que en las cartas de vinos de los restaurantes se marquen más de tres cifras por una de estasbotellas… ¿No es un momento arriesgado para lanzar estos vinos? Por muy redondos y elegantes que sean, ¿no asustará su precioa más de un comensal? En Chivite no parecen estar asustados. Durante la presentación en sociedad de los caldos en Príncipe de Vianaexplicaron que, aunque hay que tomarse esta crisis con cautela, llevan desde 1988 detrás de estos vinos, cuando los Chivite se hicieron con una pequeña finca del siglo XI. Un sueño de más de veinte años que ha merecido la pena. Habrá que ver cómo van las ventas durante estos meses y durante las navidades. ¿Funcionará el porque yo lo valgo de Chivite?