“El poder en la toma de decisiones de los banqueros privados y la red de asesores financieros en Italia es mayor”


“Una de las diferencias que el grupo encuentra en Italia en relación con otros países es que el cliente local, tradicionalmente reacio al riesgo, compara y valora los instrumentos de inversión con una óptica basada en títulos del Estado con vencimiento no mayor a cinco años", comenta Michel Pelosoff, CEO de Amundi Group en Italia. Con más de 24 millones de euros bajo gestión, Amundi cree que lo peor ha pasado y que se inicia la construcción de nuevas estrategias sobre la base de una confianza renovada en el campo de la gestión de activos. Michel Pelosoff ofrece su visión sobre los principales desafíos que enfrenta el sector en Italia.

P. El primer trimestre del año se caracterizó por una serie de buenos resultados que muestran signos de una recuperación "estructural". ¿Incluso en Amundi han notado esta tendencia?

R. Es cierto que los resultados en cuanto a ventas han sido muy positivos, pero nuestro enfoque sigue siendo prudente. Creemos que en el mercado italiano sigue existiendo una importante demanda de rendimiento con plazos no mayores a los cinco años; y en función a esto, los productos que estamos empujando cuentan con estas características.

P. Con este perfil de inversor, ¿cuáles cree serán los principales retos del sector en el mercado italiano?

R. Creemos que en Italia existe un amplio margen de crecimiento en el campo de la gestión de activos. Uno de los mayores desafíos en el corto plazo será la posibilidad de introducir en Italia, como ya se está aplicando en otros países europeos, especialmente Francia y Alemania, incentivos fiscales en favor de las inversiones en el medio y largo plazo.

P. Al comparar el patrón de selección de fondos entre Italia y España, ¿cuáles podemos considerar como principales diferencias?

R. Si tenemos en cuenta las estructuras de mayor tamaño, la actividad de selección de los fondos en España se centra en la figura del selector de fondos, que a su vez alimenta las redes de la banca privada, la banca personal y el canal minorista del mismo grupo. Si comparamos esta dinámica con el mercado italiano, la figura del selector de fondos deja mayor poder de toma de decisiones y una mayor flexibilidad a los banqueros privados y a la red de asesores financieros.

D. En Italia hay una realidad que cobra cada vez mayor fuerza: la de los consultores independientes. Desde el punto de vista de una estructura de gran tamaño como lo es Amundi, ¿cómo se percibe este fenómeno?

R. En Italia, la distribución está todavía dominada por el sistema bancario. De hecho, el 75% de la masa bajo gestión sigue perteneciendo a este sector. Las redes de los asesores financieros en los últimos tres años se han aprovechado de la creciente debilidad de los bancos tradicionales para responder a la demanda del cliente, especialmente en el segmento llamado "premium", lo que ha permitido la adquisición de carteras de inversión. El desarrollo de los consultores independientes también fue el resultado de unas redes bancarias cuidadosas menos centradas en la gestión de activos. Tan pronto como los bancos vuelvan a centrarse de nuevo en el sector de gestión de activos, el crecimiento de la cuota de mercado de consultores independientes será más difícil y lento a la vez.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído