El pez chico se come al grande: las cuatro ventajas con las que empiezan 2014 las small caps


En los últimos 13 años, las small caps sólo han registrado un mal comportamiento global en tres ocasiones: 2007, 2008 y 2011. En cambio, 2013 se ha despedido como un año muy prolífico para esta clase de inversión, y la buena noticia según Cristina Matti, gestora de Pioneer Investments, es que 2014 también será un año propicio para los ‘chicharros’. En el contexto del evento sobre inversión que la gestora celebra anualmente en Madrid, Matti se basa para realizar esta afirmación en el hecho de que el entorno económico está mejorando sustancialmente, en la perspectiva de que los tipos no vayan a subir y en que, en su opinión, la inflación está bajo control: “Desde un punto de vista macro, vemos signos de confianza también para 2014”, resume.

Pero estas buenas señales también vienen desde el lado micro, ya que la expectativa de la experta – que al mismo tiempo es condición para nuevas subidas- es que las empresas de pequeña y mediana capitalización sean capaces de incrementar su BPA este año. Parte de los deberes ya están hechos. Sin embargo, tradicionalmente las small caps han sido capaces de incrementar sus beneficios con mayor facilidad que las grandes capitalizadas, aunque se debe puntualizar que esto es debido a que parten de una base más baja. Adicionalmente –y esta es la parte interesante-, Matti explica que el 37% de las small caps europeas tienen caja en la actualidad, mientras que el 54% tienen más caja que deuda; la gestora sitúa el deuda/ebitda en una media de 1,2 veces. 

Junto con el lado macro y del micro, la tercera ventaja comparativa que presentan este tipo de cotizadas es que, “sin estar extremadamente baratas, las pequeñas y medianas capitalizadas siguen cotizando con prima frente a las blue chips, y continúan presentando potencial alcista gracias a sus sólidos fundamentales". La cuarta ventaja a favor de las pequeñas frente a las grandes expuesta por la gestora está en la evolución de los flujos: esta clase de inversión está recibiendo muchas entradas, y esto a su vez se puede transformar en un catalizador para atraer a nuevos inversores.

¿Cómo distinguir a los líderes del mañana?

En este contexto, el interés de la responsable de Pioneer Investments se centra exclusivamente en las compañías con mejores habilidades para financiarse, con un buen gobierno corporativo y, sobre todo, con habilidad para hacer crecer sus beneficios y su caja a lo largo de todo el ciclo económico. Matti asegura que sólo busca a los ‘líderes del mañana’… una búsqueda en detalle, pues parte de un universo de 1.300 compañías que filtra hasta los 60 ó 70 títulos de su fondo. De hecho, para conseguir el máximo de información posible esta gestora organiza hasta 300 visitas a compañías cada año. 

A la gestora le gusta subrayar que su proceso de selección de valores sigue tres 'c': compromiso, consistencia y control. Compromiso con un estilo de gestión bottom-up, activo, centrado en la selección de valores. Consistencia con el riesgo ajustado y control sobre toda la estrategia: en cuanto un valor alcanza el precio objetivo que le asigna el equipo de gestión, y consideran que ha agotado su recorrido, empiezan a vender. Gracias a esta filosofía, el fondo ha logrado rendimientos de doble dígito a uno, tres y cinco años y se sitúa en el primer percentil a un año y en el segundo a tres años. 

Fruto de esta cuidadosa selección, en la cartera del fondo aparecen entre las 10 primeras posiciones dos nombres españoles: Gamesa y Bankinter. Otras empresas que también reúnen características que les podrán convertir en líderes del mañana son la empresa de transacciones financieras Getinge AB o el fabricante italiano de zapatos Tod’s. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente