El patrimonio de fondos europeos se incrementó el 15,6% en 2009


Los activos de los fondos de inversión europeos crecieron el 15,6% el año pasado, desde 6,1 billones de euros a finales de 2008 hasta 7,04 billones con que acabó 2009, cifra que supone el 55% del PIB de la UE, según los datos de EFAMA, la asociación europea de fondos. Así, los productos de orientación a largo plazo se vieron beneficiados por el rebote de los mercados bursátiles, la apertura del mercado de capitales y la renovada confianza de los inversores.

Los activos de los fondos de inversión europeos crecieron el 15,6% el año pasado, desde 6,1 billones de euros a finales de 2008 hasta 7,04 billones con que acabó 2009, cifra que supone el 55% del PIB de la UE, según los datos de EFAMA, la asociación europea de fondos. Así, los productos de orientación a largo plazo se vieron beneficiados por el rebote de los mercados bursátiles, la apertura del mercado de capitales y la renovada confianza de los inversores. El segmento UCITS, que con 5.300 millones de euros representa el 75% del mercado europeo, ha cambiado de tendencia, pasando de registrar salidas netas de 356.000 millones de euros en 2008 a entradas de 123.000 millones el pasado año. De hecho, la demanda para estos productos con visión de largo plazo se mantuvo: excluyendo los fondos monetarios, las entradas netas ascendieron a 165.000 millones de euros, gracias a las aportaciones a los fondos de renta variable (66.000 millones), renta fija (72.000 millones) y mixtos (44.000 millones). Según el informe de EFAMA, la fortaleza del rebote se refleja en el hecho de que los flujos positivos empezaron en marzo de 2009, cuando el mercado empezó a recuperarse desde sus mínimos. De hecho, las entradas de abril a diciembre ascienden a 196.000 millones de euros. Por su parte, los fondos monetarios registraron una reducción en los reembolsos netos, desde 64.000 millones de euros en 2008 hasta 43.000 millones. Los datos también revelan también una sólida demanda para fondos no UCITS, como los productos especiales reservados a inversores institucionales (que captaron 48.000 millones) y fondos inmobiliarios (4.000 millones). Según la asociación europea, los positivos datos se deben a un panorama con bajos tipos de interés (que animaron a los inversores a buscar opciones alternativas a los depósitos bancarios), así como el bajo precio de las acciones, la alta concentración de riqueza financiera en inversiones líquidas y la seguridad de la marca UCITS. En el cuarto trimestre del año y por países, Luxemburgo registró las mayores entradas (13.600 millones de euros), seguido de Reino Unido (7.400 millones) y Suecia (5.200 millones), una tendencia positiva que mostró la mayoría de países, con pocas excepciones. Entre ellas Francia, que registró reembolsos netos de 27.700 millones de euros, Suiza (2.800 millones), Italia (1.600 millones), España (800 millones) y Turquía (500 millones).

Lo más leído