Tags: ETF | ISR |

El pasado, presente y futuro de la oferta sostenible de las gestoras


Sostenibilidad, solidaridad, compromiso, ética…, todos ellos son valores que una sociedad debe asumir y cuidar, y que hasta hace no demasiado no formaban parte de una manera generalizada ni del argumentario ni del lenguaje de las entidades financieras. Ahora sí, y cada vez más. Esta filosofía y responsabilidad ha calado en la estructura de las compañías, y en su oferta. Varios gestores cuentan lo que están ofreciendo a sus clientes en el ámbito ASG y cómo han evolucionado estos productos y las políticas de las compañías en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Amundi ETF, en el que se debatió sobre la inversión socialmente responsable a través de la gestión pasiva.

En Santander AM manejan ya prácticamente 4.000 millones de euros en activos sostenibles. Alberto Estévez, gestor y responsable de Construcción de Carteras y RM de Global Multi Asset Solutions en la entidad, explica que Santander Sostenible fue la primera gama de fondos gestionados bajo el concepto de sostenibilidad en España. Incluye dos estrategias mixtas (Santander Sostenible 1 y 2, con diferentes perfiles de riesgo), un fondo de renta fija (Santander Sostenible Bonos) y uno de renta variable (Santander Sostenible Acciones). Asimismo, tienen un producto que apuesta por la igualdad de género (Santander Equality Acciones), un indicador que, según comenta, se ha demostrado que mejora el perfil de rentabilidad-riesgo. En pensiones cuentan con el plan Mi Proyecto Santander Sostenible, también con diferentes perfiles.

Sostenibilidad también implica solidaridad: “En los últimos seis años hemos donado más de 18 millones de euros a diferentes ONG”, afirma, y añade que en el caso del Santander Equality Acciones las donaciones se destinan a becas para mujeres, y en el del Santander Sostenible 1 este año, como novedad, ha aportado 250.000 euros al Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz, “una donación de urgencia para un proyecto clínico y de investigación para mejorar el conocimiento del COVID-19 y el tratamiento de los enfermos”. También destaca el Santander Responsabilidad Solidario, que este año ha donado 1,6 millones a diferentes ONG para financiar más de 90 proyectos de inserción socio-laboral.

En Bankia AM lanzaron su gama sostenible en 2017: Bankia Futuro Sostenible fue el primer fondo español que vinculaba su gestión a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS), y también el primero para particulares que ha publicado un informe de impacto, cuenta Miguel Antonio Benítez, selector de fondos de la gestora: “Es un informe novedoso, que contribuye de una forma importante a dar a conocer su trasfondo, lo que hace y cómo impacta en la sociedad”.

La gama se amplió el año pasado con el Bankia Mixto Futuro Sostenible. “Queríamos tener un fondo que también invirtiera en activos como los bonos verdes, bonos de impacto social (BIS), bonos de gobiernos ligados a ODS e IIC de microcréditos y mostrar con ello que tanto en Bankia Asset Management como en el banco favorecemos este tipo de inversión”, explica. ¿Y en el futuro? “Cada vez tenemos más ímpetu y más ganas de ampliar la gama, así como el patrimonio que gestionamos; queremos tener más control sobre los criterios ASG”.

El primer producto solidario de BBVA AM se creó hace más de 20 años, el BBVA Solidaridad, que se ha transformado en el BBVA Futuro Sostenible, un fondo mixto que gestiona ya más de 1.000 millones de euros y que reparte un porcentaje de sus comisiones en proyectos solidarios. “Este año se han distribuido en torno a 1,2 millones y hay un concurso público para presentar proyectos alineados con los ODS”, explica Alberto Gómez Reino, responsable de Inversión Sostenible y Asset Allocation Institucional de la gestora. Posteriormente se lanzó Bolsa Desarrollo Sostenible, “que combina inversión factorial con un ángulo ASG muy potente”. Además, cuentan con un fondo mixto de pensiones y un fondo de inversión portugués, y están ayudando a crear dos carteras más en otras geografías del grupo BBVA.

“Ahora mismo en este bloque tendríamos en distribución a minoristas 1.400 millones de euros 100% dedicados a productos con etiqueta ISR. En el ámbito de las pensiones de empleo y de carteras institucionales el patrimonio asciende a 8.500 millones, de los cuales, aproximadamente 7.000 millones son fondos de empleo a los que aplicamos criterios de integración y de voto”. De cara al futuro cuenta que están trabajando para que “podamos decir que no hay activos en las carteras de la gestora que no apliquen criterios sostenibles. Todos los adoptarán en mayor o menor grado”.

“A día de hoy ya nadie duda de que la integración de principios ISR en la selección de activos no solo disminuye el riesgo de las carteras sino que, además, proporciona un extra de rentabilidad”, sentencia Fernando Aguado, CIO de Fonditel. Invierten en activos relacionados con los principios de ISR que entienden que crean valor para todos los tipos de activos. Por ejemplo, en la parte de renta fija tienen una cartera de bonos sociales, de impacto y verdes; y en renta variable, todas las inversiones más específicas van ligadas a los ODS, y dentro de ellos han seleccionado el 13 (acción por el clima), 3 (salud y bienestar), 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 9 (industria, innovación e infraestructura), 4 (educación de calidad) y 12 (producción y consumo responsable). Sobre los fondos de terceros, explica que tienen una due diligence específica, tanto de ISR como de ejercicio del voto, condición indispensable para que cualquier proveedor externo pueda trabajar con ellos.

“A todos nuestros productos, que tienen una base de inversor institucional muy relevante de planes de pensiones de empleo fundamentalmente, les aplicamos nuestra práctica en ISR, de forma que todos avanzan desde hace muchos años en paralelo en esta línea”. No obstante, cuenta que en septiembre van a lanzar un fondo sostenible que va a incorporar toda esta práctica aglutinada en un fondo de renta variable mundial.

¿Y cómo se implementa la inversión socialmente responsable en el mundo de la gestión pasiva? Juan San Pío, director comercial de Amundi ETF, Indexing & Smart Beta para Iberia y Latinoamérica, explica que el enfoque ASG de Amundi abarca un espectro que va desde la simple exclusión a los índices best in class o a los índices líderes para ofrecer a los inversores una gama de soluciones que cumplan sus necesidades. “A día de hoy tenemos una gama muy completa en los activos principales de Europa, Estados Unidos o emergentes”.

Amundi fue uno de los colaboradores en el desarrollo de la serie de índices MSCI Low Carbón en 2014, que vinieron acompañados del lanzamiento por parte de la gestora de una gama de ETF que ahora han cambiado al índice MSCI Climate Change, una muestra, según explica, “de que están en un continuo proceso de evolución dentro del segmento ASG para satisfacer las necesidades de los inversores, una transformación de la que también participan los proveedores de índices para reajustarse continuamente a esta nueva realidad”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído