"El oro seguirá siendo rentable sea cual sea el futuro escenario macroeconómico"


La crisis de deuda soberana, el impasse político que han vivido Grecia e Italia y la difícil salida al excesivo endeudamiento que sufren algunas economías del Viejo Continente ha disparado la incertidumbre en los mercados financieros. A todo ello se añade que “un fuerte ajuste en términos de consumo y las políticas agresivas de austeridad tampoco ayudan a restaurar la confianza”, asegura Alexandre Mota, director general de Golden Broker.

 

En este contexto de gran incertidumbre, el oro y la plata se recuperan poco a poco de las pérdidas sufridas en los últimos meses. Cabe recordar que en un entorno de potencial emisión monetaria sin límites, Europa también podría experimentar una devaluación sin límites. En esta situación, los activos reales y en este caso, el oro, puede parecer una alternativa al papel moneda.

 

“No es una novedad que defendamos el oro como refugio. Sin embargo, la ventaja de la crisis es que hoy podemos repetir este tipo de declaraciones sin ser vistos como extraterrestres", afirma el director general de la sociedad de valores.

 

“Nuestra posición se centra en la macro porque el oro es un activo que los bancos centrales no pueden manejar mediante el aumento de la oferta de dinero y porque las tasas de interés por el dinero fiduciario son todavía muy bajas. Creemos que los beneficios del oro serán grandes tanto en un escenario positivo como en uno negativo.

 

En el primero porque el retorno del optimismo sólo es posible si hay más impresión de dinero y por lo tanto se produce una devaluación del papel moneda frente al oro y, en el segundo, porque en un escenario de mayor crisis, el oro seguirá actuando como refugio”.
 

Lo más leído