El optimismo vuelve a los gestores


El optimismo vuelveentre los gestores de fondos, tal como se desprende de los resultados de junio de la encuesta mensual que realiza Bank of America-Merrill Lynch entre 226 expertos. El 78% cree que la situación de la economía mejorará a nivel global durante los próximos seis meses.Según publica El Economista, este optimismo se basa en que susexpectativas de beneficio empresarial han aumentado un 49%, el mayor nivel de optimismo desde principios de 2004. De hecho, el 35% de los gestores cree que las ganancias de las compañías a nivel global pueden crecer por encima del 10% a un año vista.



"El ánimo de los inverores es pro-crecimiento y los miedos de que la economía caíga en picado o se produzca un colapso inminente del dólares o la deuda gubernamental estadounidense han prácticamente desaparecido", dicen los expertos que han realizado la encuesta.Así, ha mejorado ligeramente el apetito por el riesgo. Más del 20% de los expertos está aumentando las posiciones en liquidez de su cartera, aunque es una señal muy positiva el incremento de exposición a gestión alternativa y la percepción que tienen los gestores de la liquidez disponible en mercado.El 11% de los 226 encuestados considera que las condiciones de liquidez en los mercados son, a nivel global, positivas. Es la primera vez que esta pregunta arroja una lectura positiva desde noviembre de 2007.El optimismo ha vuelto a poner en el radar de los expertos a la inflación. Casi el 20% considera que la veremos crecer en los próximos meses.Con estas cartas sobre la mesa, no es extraño que el 15% de los gestores estén infraponderando la renta fija y que el 10% esté aumentando su exposición a la renta variable.Los expertos se muestran interesados sobre todo en los mercados emergentes (el 49% planea incrementar la exposición de su cartera a ellos o ya lo está haciendo), especialmente en China. Tanto es el gusto por el gigante asiático, en el que están depositadas las esperanzas del crecimiento mundial, que muchas firmas consideran incluso tomar o incluso aumentar sus posiciones en sectores que pueden beneficiarse de la expansión china, como el consumo discrecional.

Lo más leído