El once ideal de ETF para sacarle rendimiento al 2011


Como cada año por estas fechas es momento de hacer balance del ejercicio y, sobre todo, de realizar las previsiones para el próximo. ¿Qué se puede esperar de los mercados durante los 12 meses siguientes? En líneas generales se prevé que 2011 sea una continuación de 2010, con la recuperación económica mundial como principal argumento pero con la incertidumbre monetaria y fiscal como telón de fondo, principalmente de los gobiernos de países desarrollados. En este sentido, la estrategia “risk on-risk off” va a seguir siendo la nota predominante en los mercados, con momentos en los que apetito inversor por el riesgo aumente y otros en los que la mejor alternativa sea posicionarse en activos “refugio”. Los ETF son el instrumento ideal para implementar dicha estrategia de asset allocation, dado que permiten acceder de forma sencilla y transparente a un gran abanico de activos a un coste razonable. Y como si de un equipo de futbol se tratara, a continuación presento mi propuesta de alineación de ETF para sacarle rendimiento al 2011.

Aunque algunos argumentan (no sin razón) que sus valoraciones actuales se alejan de criterios estrictamente fundamentales, lo cierto es que el oro y la plata siguen siendo la mejor alternativa para “guardar” la portería en un escenario de tipos de interés bajos e incertidumbre macroeconómica (ETF Precious Metals DJ-UBSCI).

En la defensa debería aparecer (en circunstancias normales) la deuda pública, tanto americana como europea. Pero ante la situación actual, con tipos de interés en mínimos, inyecciones de liquidez por parte de los principales bancos centrales y la creencia cada vez más extendida de que “the bull market in bonds is over” (Bill Gross de Pimco dixit), lo mejor será buscar otras alternativas defensivas. Precisamente teniendo en cuenta las inyecciones de liquidez en el sistema mencionadas anteriormente, una de ellas podrían ser los bonos ligados a inflación, sobre todo en Estados Unidos (iShares Barclays TIPS Bond Fund). Otra alternativa dentro de la renta fija es la deuda pública de países emergentes en moneda local (Market Vectors Emerging Markets Local Currency Bond ETF), la cual puede generar rentabilidad tanto por reducción de spreads respecto a la deuda de países desarrollados como por apreciación de la divisa. Por último, la volatilidad (iPath S&P 500 VIX Short-Term Futures ETN) puede ser también un buen activo defensivo para el próximo año, especialmente en momentos de gran incertidumbre en los mercados.

En el centro del campo la estrategia debería ser la búsqueda de yield en activos con valoraciones razonables. Entre los activos que actualmente cumplen con dichas características encontramos los bonos de alto rendimiento (iShares iBoxx $ High Yield Corporate Bond Fund) y los REIT asiáticos (iShares FTSE EPRA/NAREIT Asia Property Index Fund). Asimismo las acciones de empresas con yield por dividendos elevado (db STOXX Global Select Dividend 100 ETF) encajarían en dicho centro del campo, perteneciendo la mayoría de ellas a sectores con payouts tradicionalmente altos como el financiero, las telecomunicaciones o las utilies.

Por último, la delantera la deberían formar activos con capacidad de generar rentabilidades elevadas. Apoyado por PERs históricamente baratos, estructuras operativas eficientes y capacidad de re-apalancamiento de las empresas, el consenso es que la renta variable podría ser uno de esos activos en 2011. A nivel geográfico, los países emergentes continúan siendo la opción preferida por los analistas (db MSCI Emerging Markets TRN Index ETF) aunque también aparece en las quinielas Japón (Lyxor ETF Japan). Otro de los activos con expectativas de apreciación elevadas son las materias primas. A diferencia del oro y la plata, el petróleo (ETF Crude Oil) y los metales industriales (ETF Industrial Metals DJ-UBSCI) no han experimentado revalorizaciones importantes en 2010 y parecen tener mayor margen de subida, especialmente en un escenario de recuperación económica y por lo tanto de mayor demanda de dichos productos.

Una vez diseñada la táctica, sólo queda esperar que dicho equipo dé un buen rendimiento en el campo financiero durante el próximo año. Feliz 2011.

Lo más leído