El número de fondos españoles se reduce en un 16% desde noviembre de 2008


La CNMV viene advirtiendo desde hace meses a las gestoras españolas de la necesidad de racionalizar su oferta de fondos para hacer frente a la recuperación del sector en un complejo contexto marcado por la elevada presión competitiva que están ejerciendo las entidades de depósito y las IIC extranjeras en la captación de recursos. La industria, aunque se mueve de forma lenta, está haciendo caso al supervisor y ha reducido su gama en un 16% en los últimos dos años, si bien sigue resistiéndose a recortar en exceso el número de fondos garantizados y de renta fija.

Así, en los dos últimos años las gestoras nacionales han reducido su gama de productos en un 16%, desde los 2.941 fondos con que contaba la industria en noviembre de 2008, pocos meses después del estallido de la crisis crediticia, hasta los 2.473 registrados en noviembre de 2010. En total, 468 fondos de inversión menos según los datos de Inverco.

Con todo, el ritmo de racionalización de su gama fue algo más intenso en 2009 que a lo largo de 2010. De enero a noviembre de este año, la industria habría pasado de contar con los 2.593 fondos que había registrados a cierre de 2009 según la CNMV a los 2.473 actuales, es decir, tan sólo 120 fondos menos que suponen una reducción del 4,6% de la oferta en los últimos once meses, frente a una ralentización del 12% en 2009 según el regulador. Tal y como afirmaba CNMV en su último boletín trimestral, el proceso de fusiones de fondos repercutiría en una mayor eficiencia de los mismos y la normalización de los mercados financieros facilitaría una mayor rentabilidad de los productos.

Resistencia con la gama más conservadora

Sin embargo, y aunque en todos los sectores ha habido reducción sobre todo a través de fusiones de productos similares, ese esfuerzo por intentar que sus fondos sean lo suficientemente atractivos “en términos de costes y rentabilidades", como recomendaba el regulador, no ha sido equitativo en todas las categorías. Las gestoras han reducido su gama de fondos globales a menos de la mitad, desde 505 a 251, pasando de ser la tercera categoría más numerosa hace dos años a la quinta posición actual. También han recortado su gama de productos internacionales desde 655 a 506 productos, así como los garantizados de renta variable, que ahora son casi un 20% menos (de los 590 de hace dos años a los 477 de noviembre de 2010), si bien se han resistido a modificar su gama de fondos garantizados de renta fija, reducida en apenas un 7% desde los 277 de noviembre de 2008 hasta 258, y sobre todo la de fondos de deuda.

Así, los productos de renta fija a corto plazo son sólo cinco productos menos en los últimos dos años (desde 289 a 283) y los de largo plazo, 10 menos, desde 138 a 128. Lo que sí están reduciendo es su oferta de fondos monetarios, en un 23%, es decir desde 115 a 89 en los últimos dos años, si bien podría resultar insuficiente teniendo en cuenta que la merma patrimonial se sitúa por encima del 40% en 2010 según los datos de Ahorro Corporación.

Una estructura viciada

Es precisamente esa estructura de la industria española, con un fuerte peso en los fondos garantizados y de renta fija, junto a los monetarios, que representan en conjunto el 51% de la oferta actual (contando garantizados de bolsa, de renta fija, de garantía parcial, fondos renta fija a largo y corto plazo y monetarios) la que tanto critican los expertos. De hecho, a pesar de la reducción de fondos, estas tres categorías representan ahora tres puntos más que hace dos años, cuando en conjunto suponían el 48% de toda la oferta, una situación que no beneficia en absoluto a la industria española para afrontar un 2011 en el que estos fondos seguirán estando destinados a sufrir.

Y es que, según José Luis Jiménez, director general de March Gestión, las oportunidades estarán en los activos de riesgo como la bolsa, aunque habrá que gestionarla de forma táctica y primando valores que permitan capitalizar el crecimiento emergente y las gestoras españolas tendrán que seguir “reestructurándose y definiéndose”. Para Juan Luis García Alejo, director general de Inversis Gestión, la lacra de la industria española es la fuerte presencia de fondos garantizados, de renta fija y monetarios, que cada vez generan menor interés y acusan fuertes salidas de capital. “La industria en su conjunto necesita de una fuerte reestructuración que ha de acometer en los próximos años, debido a su exceso de capacidad y a su orientación a un tipo de productos que no demanda el mercado”, explica, convencido de que los inversores demandan productos de talento y no una gama fabricada y vendida de forma indiscriminada y a gran escala, como hacen algunas entidades.

Retorno absoluto y ETF: las novedades

Con respecto a la oferta de fondos mixtos, las entidades la han reducido en un 15%, en 39 fondos en total, 21 menos en la oferta mixta de renta fija y 28 en la mixa de renta variable, mientras los de renta variable han mermado casi en un 25%, desde 114 en noviembre de 2008 hasta los 86 de bolsa nacional actuales.

Todo esto, teniendo en cuenta que en los últimos dos años también se han modificado ligeramente las categorías, con la aparición de algunas nuevas, como los fondos de retorno absoluto, con 109 productos o los de gestión pasiva o ETF, con 45 registros.

 

Fuente: elaboración propia con datos de Inverco

Lo más leído