Tags: Depositaría |

“El nivel actual de precios del depositario no refleja la complejidad de su actividad”


“Han cambiado las reglas del juego. El nivel de precios del mercado no refleja la complejidad de esta actividad. Existe una necesidad de aumentar los precios por el servicio debido a que se ha producido un aumento de las responsabilidades que soportan los depositarios”. Así de contundente se mostró la pasada semana en Madrid Philippe Marson, consejero delegado de BNP Paribas Securities Services, sobre el futuro que se abre en el negocio de la depositaría de fondos.



En su opinión, la función del depositario ha ganado relevancia tras casos como los de Lehman y Madoff. La actividad no se limita a la simple custodia de los títulos. En los últimos años se ha visto acompañada de nuevas labores de supervisión, de contabilidad, cálculo del valor liquidativo, análisis de los procesos de selección en el mundo de la inversión libre… Para Marson, es necesario abrir un proceso de reflexión en el que se analize cuánto vale el servicio que se ofrece. “Las propias gestoras comparten con nosotros que la labor del depósitario no se paga como se debería hacer”, reconoce Álvaro Camuñas, director general de BNP Paribas Securities Services en España.



Marson cree que si se continúan aumentando las obligaciones y no se adaptan los precios, el negocio del depositario dejará de interesar a muchos, lo que reducirá el número de jugadores. “Esto no es bueno para el mercado. Habría una reducción de la competencia”, explica. Además, resalta que no es una situación exclusiva de España, sino que es una tendencia mundial. “Si no tienes capacidad, no te podrás dedicar a este negocio”, señala Marson.



Como ejemplo pone las diez entidades que controlan el negocio de depositaria a nivel mundial. Las cuatro primeras son grupos estadounidenses que ofrecen sus servicios a grupos independientes de gestión estadounidenses, como Fidelity o Franklin Templeton. “Los especialistas en gestión de activos buscan especialistas en custodia”, explica.



En su opinión, las entidades han comenzado a entender que la elección del depositario tiene un componente de riesgo que hasta ahora no se tenía en cuenta. En este proceso, creen que se ven reforzados, al pertenecer a un grupo como BNP Paribas, con un rating de AA, que sólo lo tiene BNY Mellon.


 

Profesionales
Empresas

Lo más leído