El new normal de la actividad de fusiones y adquisiones en la industria


Los vendedores independientes de negocios de gestión de activos empiezan a poner a prueba el nuevo ambiente post-recesión y los compradores tantean el mercado para encontrar oportunidades estratégicas. Según un informe de Jefferies, la actividad de fusiones y adquisiones en la industria de la gestión se caracterizará en el futuro por un “nuevo normal”, con signos que se irán definiendo durante el próximo año y que, en algunos casos, ya han aparecido en los últimos meses. Entre los que se han dejado vislumbrar en el primer semestre de 2010 destaca un universo comprador más estrecho, el protagonismo y la futura vuelta de los gestores independientes, el interés de las gestoras emergentes por entrar en los mercados desarrollados, el peso decreciente de la venta de activos de los grandes grupos financieros diversificados o la importancia creciente de las salidas a bolsa como ruta alternativa de liquidez.

 

La primera pauta de ese nuevo normal es la existencia de un universo comprador más estrecho, en el que los potenciales adquisidores esperan las mejoras de los beneficios y las valoraciones, y debido también a que las firmas financieras diversificadas siguen siendo vistas más como vendedores que como compradores de negocios de gestión, con escasas excepciones. De hecho, la fuerza dominante entre los compradores es de los gestores monetarios, seguidos de las firmas de capital riesgo. Con todo, las atractivas valoraciones han traído al mercado a nuevos actores.

Entre los más activos están los independientes, que lideraron la consolidación de la industria en el primer semestre del año, yendo fuera de sus mercados domésticos debido a la necesidad de globalización. Así, las transacciones internacionales supusieron el 25% del volumen de acuerdos totales, una subida frente a 2009 pero lejos de los niveles de 2006-2008, cercanos al 40%.

Entre las tendencias, según el informe de Jefferies, destaca el interés de las gestoras de Asia y los mercados emergentes hacia los mercados desarrollados, buscando expandir sus líneas de negocio más allá de sus productos locales e incrementar su distrución más allá de su mercado doméstico. El ejemplo más claro fue la compra de KBL European Private Bankers por el grupo indio Hinduja, que ahora, con casi 60.000 millones de dólares en activos, entra en el mercado europeo de banca privada. También generarán interés las gestoras especializadas en mercados en desarrollo, especialmente con presencia local. Por su parte, “las gestoras centradas en los mercados desarrollados tendrán que diferenciarse o asociarse para luchar por una posición en la cartera de los inversores”, dice el informe.

Según Jefferies, los gestores independientes volverán al mercado, tras estar algo ausentes en la primera mitad de 2010 en espera de unos mercados más estables y la vuelta de las valoraciones a niveles pre-crisis, si bien la proporción de su participación vendedora en la actividad total se incrementó. En primer lugar, porque los vendedores están pasando de centarse en la preservación del negocio a la ejecución de sus planes estratégicos y la expansión de sus plataformas; en segundo término, porque hay un largo número de gestores que necesitan jubilarse y en tercer lugar, porque los compradores pagarán primas por las operaciones estratégicas que harán volver a las gestoras independientes a la mesa de negociación. Entre las más activas en los últimos meses destacan Atalanta Sosnoff, que vendió una participación a Evercore Partners y la británica Thames River Capital, que fue adquirida por F&C Asset Management.

Y es que también las gestoras puras lideraron la compra de otras gestoras, con el 41% de las operaciones. Entre ellas,Affiliated Managers Group completó dos transacciones y Fortress Investment Group compró el especialista en renta fija Logan Circle Partners.

Una actividad que se desacelerará y “supondrá una decreciente proporción de la actividad de acuerdos” es la desinversión de las instituciones financieras, muy activas en 2009 en su camino hacia la concentración en sus negocios core y que impulsó los mega-acuerdos el año pasado. Aunque sigue representando el 45% de la actividad, el número de transacciones bajó hasta 23. Entre ellas, las de Northwestern Mutual, Royal Bank of Scotland y KBC Groep NV este año.

El informe señala también las atractivas valoraciones de las gestoras tras las caídas bursátiles de 2010, así como la importancia creciente de las salidas a bolsa como ruta alternativa de liquidez ante el escenario, cada vez más estrecho, de compradores. “La diferencia de precios entre la valoración de los mercados y las transacciones hacen considerar a los gestores las salidas a bolsa como opción más atractiva que la venta privada”, señala el informe. En este escenario, Jefferies cree que la actividad de OPV llegará a niveles récord.

Fuente: Jefferies % Company, informe "First Half 2010 M&A Activity in the Asset Management Industry"

Lo más leído