Tags: Latam |

El negocio de private banking de Banco Santander gana un 4% más en el primer semestre


La unidad de Banca Privada Global de Santander incluye las entidades especializadas en asesoramiento financiero y gestión de inversiones Santander Private Banking en Latinoamérica e Italia, las unidades de banca privada doméstica de Portugal y Latinoamérica que se gestionan de forma compartida con los bancos comerciales locales Santander International y Banco Banif en España. Fue a finales de 2009 cuando el banco decidió crear una nueva división, en la que englobó la gestión de activos y banca privada, dirigida desde entonces por Javier Marín.

El beneficio atribuido del primer semestre del ejercicio de esta unidad ha sido de 106 millones, un 4% más que en el mismo periodo del año anterior pese a la caída de activos. Los ingresos han aumentado un 10,7%, pero ese aumento ha quedado absorbido en buena medida por las mayores dotaciones para insolvencias que ha realizado el banco.

Según los datos ofrecidos por el informe, la unidad de Banca Privada Global cuenta con 1.700 profesionales y más de 80 oficinas en siete países de dos continentes.

Para este año, el banco se marca como objetivos la consolidación del modelo Santander Private Banking, los procesos comerciales de venta y relación con el cliente, la formación de profesionales, y la homogeneización de las estrategias de inversión, gestión discrecional y gama de productos. Asimismo, las plataformas tecnológicas de gestión de clientes están ya operativas en España, Italia y México y en fase de implementación en Brasil y Chile, con el proyecto de extenderlas a todas las unidades.

La unidad de Banca Privada Global se integra en la de Banca Comercial del grupo, al igual que la de gestión de activos y seguros. Banca Comercial ha conseguido aumentar en el semestre su margen neto un 5,2%, hasta los 11.788 millones de euros. El beneficio atribuído al grupo ha sido de 3.267 millones de euros en los seis primeros meses del año, una disminución del 9,6%.

Empresas

Lo más leído