El mundo está cambiando, y lo hace rápidamente


El miércoles 15 de octubre de 2014 pudimos observar un día muy volátil en los mercados financieros: el índice CBOE VIX de volatilidad implícita de renta variable (el llamado “fear gauge” de Wall Street) alcanzó un nivel de 26 (el nivel intradía más alto desde 2011 en contraste con la media de 14 en el último año). El nivel de la volatilidad del mercado de bonos de EEUU observado el día 15 de octubre se ha dado en menos del 1% de los días operativos del mercado en los últimos 50 años. A lo largo de ese día, los tipos de interés estadounidenses a largo plazo cayeron por debajo del 2% mientras que la rentabilidad del bono alemán a 10 años cayó al 0,74%. De media, los tipos de interés a largo plazo en los bonos soberanos alemanes, japoneses y estadounidenses tuvieron bajadas históricas (por debajo del nivel visto en el pico de la crisis del Euro en julio de 2012). El descuento de  la primera subida de tipos por parte de la FED se retrasó  6 meses….  

…todo ello en un día con un alto número de operaciones…

1) Este día subrayó la interconexión de los “inversores-crecimiento-bancos centrales”:

  • Los inversores son extremadamente dependientes de las inyecciones de liquidez de los bancos centrales: el inminente final del tapering de la Fed (a finales de octubre) ha puesto muy nerviosos a los inversores.
  • El tenso y cambiante estado de nerviosismo de los inversores plantea una amenaza al crecimiento global, que repercute en las decisiones que toman con respecto a la inversión y el consumo.
  • Los bancos centrales tendrán en cuenta estos elementos en sus políticas: es probable, desde mi punto de vista, que éstos prolonguen su política monetaria acomodaticia .  

2) Exactamente, ¿qué ocurrió el miércoles 15 de octubre?

Se produjeron una serie  comunicados de datos débiles en EEUU, ninguno de ellos era particularmente importante en sí mismos, pero combinados crearon la  tormenta perfecta en un entorno de mercado que estaba particularmente listo para vivir una corrección,   donde la renta variable había subido durante 18 meses sin una corrección.

Entre los datos comunicados que perjudicaron los  mercados estaban los siguientes:

  • El precio del índice del crudo en EEUU cayó, por debajo de los 80 dólares por primera vez desde junio de 2012, prolongando la caída que había empezado en junio. La demanda de crudo ha caído debido a la ralentización del crecimiento global.  
  • Los datos mostraron que las ventas al por menor en EEUU cayeron un 0,3% en septiembre. 
  • Los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía en Hong Kong
  • Un caso de contagio del virus del Ébola en EEUU
  • Incertidumbre por los cambios en la situación política de Grecia
  • En septiembre, los precios al consumo en China aumentaron a su  ritmo más lento  en los últimos 5 años.

Todo esto tuvo lugar siguiendo los pasos del comunicado, en días anteriores, de los datos económicos sugiriendo que la economía alemana podría entrar en recesión.  

3) Y ¿ahora qué?

Antes del 15 de octubre las encuestas mostraban que un 80% de los economistas pensaban que la Fed podría subir los tipos en septiembre de 2015, y después del 15 de octubre aquellos que esperaban una subida de tipos cayó al 36%.

Desde mi punto de vista el consenso ha reaccionado exageradamente. Excepto alguna clase de accidente financiero, espero que la Fed comience un nuevo ciclo de subida de tipos durante el Segundo trimestre de 2015. La economía estadounidense está mejorando y el extraordinario periodo de inyecciones de liquidez debe terminar…

El BCE, por otro lado, debería dar un paso adelante e implementar una flexibilización cuantitativa. Las expectativas de inflación para los próximos 5 años  (un indicador clave seleccionado por el señor Draghi como medida de efectividad de la acción del BCE para mantener las expectativas de inflación) han caído a un nuevo mínimo del 1,88%. El tipo de inflación en la eurozona se encuentra actualmente al 0,8% (frente al objetivo del BCE de cerrar cerca, pero a la baja, del 2%).

4) La geopolítica del petróleo y sus consecuencias

Desde junio, el precio del crudo estadounidense ha caído 25 dólares el barril, lo que significa una caída del 25%.

Las principales consecuencias de estos cambios de precios son:

  • Un estímulo para el crecimiento económico global
  • Presión a la baja sobre la inflación
  • Impulso al descenso de los tipos de interés

Paradójicamente, ni EEUU ni Europa  están contentos con esta bajada de los precios del crudo: dificulta el desarrollo de operaciones de explotación de gas natural de pizarra en  EEUU (únicamente  el 25% de las posiciones en gas pizarra puede competir con un  crudo, a 70 dólares) y en Europa ¡esto agrava el riesgo de deflación!

La previsión de la demanda global de crudo en 2014 se ha revisado recientemente a la baja en un 20% según la Agencia Internacional de Energía. Arabia Saudí, sin embargo, ha decidido bajar sus precios prefiriendo salvaguardar sus volúmenes de exportación a preservar sus márgenes.

Nadie imagina que esta política tenga  intención de debilitarse:

  • Irán, rival potencial y real del liderazgo de Arabia Saudí en Oriente Medio
  • Qatar, financiero del Estado Islámico
  • Rusia, para ganarse el favor de los EEUU
  • EEUU, por reducir la competencia del gas pizarra

La próxima reunión de la OPEC tendrá lugar en noviembre.

5) Rusia: los intereses geopolíticos sobreponderan a los económicos… por el momento, y probablemente hasta finales de 2015  

Rusia termina siendo uno de los perdedores de una prolongada caída en los precios del petróleo.

Para alcanzar un presupuesto equilibrado, Rusia necesita que el precio del crudo se sitúe como mínimo a 104 dólares. De momento Rusia puede lidiar con ellos; con unas reservas en divisa extranjera por valor de 450.000 millones de dólares, cuenta con liquidez suficiente para pagar los vencimientos de su deuda externa al menos hasta finales de 2015…  

6) Y el ganador es …. ¡India!

El país que más se ha beneficiado mucho de esos cambios y de la caída de los precios del petróleo es India:

  • Las materias primas representan más de la mitad de las importaciones y menos del 10% de sus exportaciones
  • La actual cuenta del deficit de India se queda reducida a 1.000 millones de dólares por cada caída en el precio del barril de crudo de un dólar.  
  • El presupuesto del déficil está mejorando gracias a un descenso en las subvenciones a la energía.

En 2015, el crecimiento de India realmente puede superar al de China.

El mundo está cambiando, y lo está haciendo muy rápidamente….

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído