Tags: Negocio |

El momento de la verdad


TRIBUNA de David Buckle, responsable de Diseño de Soluciones de Inversión en Fidelity International. Comentario patrocinado por Fidelity International.

Se acerca el momento de la verdad. Desde hace varios años, sostengo que son los tipos reales cortos negativos los que han empujado a los inversores hacia los activos de mayor riesgo en la denominada búsqueda de rendimientos. Si existe una burbuja en los precios de los activos, me da la sensación de que la llegada de tipos de interés superiores a la inflación podría, si es que algo puede, explotarla. Eso no significa hundimiento y, de hecho, la burbuja podría deshincharse poco a poco durante un periodo prolongado.

El único gran factor que podría desencadenar este resultado en estos momentos es la inflación. Por qué no tenemos inflación es un tema que daría para hablar bastante rato, pero lo cierto es que no aparece y a esta situación vino a sumarse el pobre dato del IPC subyacente del pasado miércoles. Por consiguiente, no creo que la Fed vaya a poder decretar las subidas de los tipos de interés que ha representado en su gráfico de puntos. Tampoco lo cree el mercado, que apuesta por que la Fed aplicará dos de las tres subidas previstas en 2018. En mi opinión, costará un triunfo incluso subirlos dos veces en 2018. Eso hace que la duración de los bonos esté barata a los precios actuales y, dado que ayudará a mitigar el riesgo de una caída de las bolsas, pienso que merece la pena tener algo de duración estadounidense en una cartera equilibrada.

Si la primera de estas tres subidas de tipos en 2018 se produce, probablemente sea en la reunión de marzo. Eso convierte a esa reunión en una cita difícil de presidir a menos que la inflación acelere. Sin embargo, ¿cuánto más difícil de presidir sería si la Fed optara por mantener los tipos sin cambios en esa reunión, con lo que daría la impresión de estar alcanzando el final de su ciclo de subidas de tipos? Me temo que la primera reunión de Powell como presidente de la Fed será todo un bautismo de fuego.

En una nota más personal, comparto las inquietudes de Yellen en relación con las mujeres que estudian económicas y me gustaría señalar que he tenido una experiencia similar en todo lo relacionado con el análisis cuantitativo. Yellen apuntó que no ha pensado qué va a hacer después de dejar su cargo, pero sería fantástico que animara a más mujeres a estudiar este tipo de disciplinas científicas en la universidad para que, con el tiempo, ocupen puestos de análisis cuantitativo en el sector. Tanto en sentido positivo como negativo, Yellen ha sido una presidenta de la Fed diferente de sus predecesores, pero ¿no consiste en eso la diversidad? Me apena verla marchar.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído