“El mercado se está empezando a preguntar si España solicitará el rescate”


Europa parece haber encontrado una fórmula dual para proporcionar ayuda a los países de la eurozona que arrastran el lastre de una deuda pública excesiva. Por un lado, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM). Por el otro, el plan de compra de deuda pública anunciado por el BCE una vez que el país solicite formalmente el rescate, lo cuál permitirá –en teoría- mantener la rentabilidad de los bonos contenida y dará tiempo a los gobiernos para reducir los niveles de deuda y adoptar las reformas estructurales necesarias. Sin embargo, según Henderson Global Investors, “España está demostrando que este plan podría hacer aguas”.

Según James Ross, gestor de fondos de renta variable europea de la gestora, el sistema diseñado obliga a un país miembro a solicitar formalmente el rescate antes de recibir cualquier tipo de ayuda, bien sea por parte del ESM como del BCE. Pero en la actualidad, el anuncio efectuado por el presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, ha provocado en el mercado una reducción de los rendimientos de los bonos españoles, sobre todo en lo que respecta a las duraciones inferiores a los tres años, que ahora se sitúan por debajo de los niveles críticos.

En la práctica, Ross considera que la menor presión sobre la deuda pública periférica " ha eliminado la urgencia de España y de otros países para solicitar la ayuda”. A su vez, esto sería un factor que estaría añadiendo cierta inestabilidad a los mercados. Lo evidenciaría el negativo comportamiento mostrado en las últimas semanas por los principales índices. “Aunque con casi toda probabilidad España acabará pidiendo el rescate en un futuro muy próximo, los inversores se han empezado a preguntar si al final esto será así”, señala el gestor de Henderson Global Investors.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído