“El mercado inmobiliario francés ofrece a los inversores tanto liquidez como diversificación”


Está claro que, donde algunos ven una crisis, otros ven una oportunidad de negocio. Mientras que muchos prefieren mirar hacia otro lado cuando se habla del mercado inmobiliario español, Marc Bertrand, director general de La Française Real Estate Managers, la división de gestión inmobiliaria de La Française Asset Management, cree que “ahora es el momento de crear productos y servicios para solucionar la crisis inmobiliaria, como ocurrió en Francia en los años 90”.

Hasta que llegue ese momento, Bertrand recomienda invertir en el mercado inmobiliario francés, “un mercado estable para los inversores de largo plazo que sigue ofreciendo unas rentabilidades interesantes. Pese a que la competencia por las propiedades de la máxima calidad (‘prime’) ha presionando a la baja las rentabilidades, las propiedades del distrito financiero de París rinden actualmente entre un 4,25% y 4,50% y la venta de edificios de oficinas nuevos en la región parisina genera una rentabilidad de entre el 5,25% y el 6%. Fuera de París, la rentabilidad del alquiler de oficinas en otras grandes ciudades, como Lyon, se acerca al 6%”, explicó el experto durante un encuentro con periodistas.

Además, Bertrand incide en que “la ocupación de oficinas en la región parisina se mantiene en niveles bastante elevados a pesar de la incertidumbre económica. Al cierre del primer trimestre de 2013, las tasas de desocupación se mantenían estables en el 6,9% en la región parisina y en el 5% en París, por la escasez de promociones nuevas o edificios rehabilitados. No hay que olvidar que la región parisina es el mayor mercado de arrendamiento de oficinas de Europa, por delante incluso del área metropolitana de Londres, por lo que la elevada concentración de actividad económica ofrece oportunidades únicas para el mercado de los alquileres”, destaca el experto.

Convicciones para 2013

En La Française se muestran optimistas con respecto a las perspectivas del segmento de oficinas, el más líquido del mercado inmobiliario, por lo que recomiendan aumentar la asignación y concentrarse en las ubicaciones de más calidad. Las perspectivas para otros activos de diversificación, como hoteles, instalaciones sanitarias y aparcamientos también son buenas, aunque advierten de que este tipo de activos requieren capacidades de gestión específicas.

En la gestora francesa se mantienen neutrales con respecto al comercio minorista que, a pesar de ser el más seguro por la estabilidad de los arrendatarios, sigue presionado por la situación macroeconómica, y el segmento logístico e industrial, donde recomiendan adoptar un posicionamiento oportunista para aprovechar la recuperación económica que se producirá en los próximos años. Por último, con respecto al mercado residencial, son conscientes del actual ciclo bajista pero creen que existen oportunidades de valor añadido en la venta de apartamentos individuales.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído