Tags: ETF | Renta Fija |

El mercado de renta fija, una oportunidad infravalorada para los ETF


TRIBUNA de Nina Petrini, responsable, UBS AM ETF Iberia. Comentario patrocinado por UBS ETF.

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre el mercado de bonos; los tipos negativos están cambiando las condiciones de juego y las consecuencias serán numerosas. Sin embargo, a nivel global, la renta fija supone un volumen de 65 billones de dólares, que contrasta con el volumen que se maneja en los ETF, que sobrepasa muy levemente el billón de dólares, muy por debajo del volumen que se maneja en el mercado de renta variable de ETF. El razonamiento que sigue es inmediato: ¿estamos obviando una oportunidad?

Si bien son de sobra conocidas las ventajas que ofrecen los fondos indexados (ETF) en relación a otros productos financieros, existe un cierto desconocimiento sobre las ventajas adicionales que ofrece la renta fija indexada. Así, por ejemplo, además de la transparencia, la relación precio-calidad, la capacidad de diversificación y la liquidez que presentan todos los fondos ETF, en el caso de la renta fija presenta una ventaja especialmente beneficiosa para los inversores particulares: la posibilidad de acceder a los mercados extrabursátiles over the counter. Esto se traduce en que los inversores en renta fija de mercados indexados tienen la capacidad de construir carteras multiactivo diversificadas geográficamente, lo que les permite preservar su capital y diversificar sus fuentes de ingresos.

Es un hecho que en los últimos años se ha producido una evolución muy positiva de la gestión pasiva; en efecto, la tecnología y la sofisticación de los servicios han hecho que cada vez los fondos indexados tanto los de renta variable como fija hayan experimentado un crecimiento notable. Si analizamos el mercado global de los ETF veremos que supone 5,6 billones de dólares distribuidos en más de 7500 ETF en todos los tipos de activos. De este total, 4,2 billones de dólares se corresponden a ETF de renta variable mientras que solo algo más de un billón se corresponde a ETF de renta fija. La desproporción entre ambos tipos es notable. De hecho, si nos fijamos en la cuota de mercado, los ETF de renta fija representan actualmente el 1,8% del total del mercado de deuda cotizada mundial en circulación, lo que contrasta con la cuota de ETF de renta variable del 9,1%. La infrarepresentación de la renta fija puede deberse a que, en la actualidad, los bonos soberanos están registrando rentabilidades negativas, lo que va en contra de lo que busca el inversor, de hecho, en la actualidad el 35% de los bonos estadounidenses tienen rendimientos negativos, aunque esta situación probablemente cambie cuando cambie el apetito hacía el riesgo.

Graf_ubs

Todo esto nos lleva a concluir que existe un mercado por desarrollar en el ámbito de la renta fija, que se irá volviendo más sofisticado y granular, al igual que ha ocurrido con los ETF de renta variable. En efecto, nos dirigimos hacia estrategias e índices hechos a medida y con un alto grado de sofisticación, que naturalmente también incluye la integración de criterios de ESG y de sostenibilidad en la composición de los fondos. En este sentido, hay que recordar que en UBS AM somos pioneros en esta área, habiendo lanzado ETF, con exposición a:

  • Bonos corporativos sostenibles
  • Bonos emitidos por bancos supranacionales de desarrollo
  • Deuda emergente en moneda local (con factores de divisa cuales momentum y carry).

Todo esto permite que el inversor pueda acceder al mercado de renta fija por industria, por perfil de sostenibilidad, por calidad o por varios otros factores, permitiendo mayor flexibilidad a la hora de gestionar carteras o de cumplir objetivos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído