El mercado de plataformas británico, una historia de crecimiento


Tribuna de Rodolfo Crespo, senior analyst de Platforum.

La entrada en vigor del RDR en diciembre de 2012, con una prohibición total de retrocesiones, supuso una revolución para la industria de distribución de fondos. Para las plataformas de inversión, sin embargo, fue el PS13/1 de la FCA el que cambió las reglas del juego unos meses después, en abril de 2013. Esta regulación adicional venía a cerrar el círculo de la transparencia RDR prohibiendo cualquier tipo de pago a plataformas por parte de las gestoras de fondos con alguna excepción como el pago por publicidad o servicios de provisión de datos muy específicos. A nivel europeo tras MiFID II, nos movemos en el sentido opuesto con las gestoras cargando cada vez más con el coste del acceso a la plataforma. La sustitución de retrocesiones se está llevando a cabo en casi todos los casos con tarifas a las gestoras basadas en nivel de activos y número de fondos disponibles en la plataforma.

Volviendo al Reino Unido, el cambio de modelo de retribución generaba dudas sobre la viabilidad de las plataformas existentes en el mercado y algún grupo como Macquarie decidió cerrar su plataforma antes del tsunami regulatorio. Pero el mercado de asesores se mantuvo a flote a pesar del RDR, y las plataformas, ayudadas por el requerimiento de usar más de una plataforma para poder declararte asesor independiente, han protagonizado una historia de crecimiento muy difícil de encontrar en sectores económicos maduros como el de la gestión patrimonial y de inversiones.

Además, nuevas plataformas directas (D2C) se lanzaron al mercado para captar inversores no dispuestos a pagar por acceder a asesoramiento. El resultado, un crecimiento anualizado desde 2008 de más del 25% en los activos administrados por las plataformas para asesores y del 18.7% en el mercado de plataformas D2C.

Por el lado de las plataformas para asesores, de los tres históricos supermercados de fondos sólo FundsNetwork ha sobrevivido como tal en el top tres por activos. Cofunds fue recientemente adquirida por Aegon y Standard Life reemplazó a Old Mutual Wealth como tercera mayor plataforma hace poco más de un año. El actual top tres controla una cuota de mercado del 48,5%. 

A pesar de los continuos rumores de fusión de los cuales solo alguno se ha materializado, 22 plataformas compiten hoy en día en el mercado de asesores. Es más, dos nuevas plataformas se lanzaron el año pasado, Embark y Hubwise. Por si fuera poco, en su última presentación de resultados a la City, el grupo Lloyds confirmó su entrada al mercado a través de una plataforma que llevará la marca de la histórica gestora de pensiones Scottish Widows.

El mercado D2C se considera menos saturado por las continuas expectativas de crecimiento digital a pesar de que sólo cuatro del alrededor de veinte plataformas que compiten superan la cifra de 10 mil millones en activos de clientes. El gran dominador y espejo mundial del D2C, Hargreaves Lansdown, ha ido incrementado cada año su cuota de mercado hasta el 38,2% actual.

Sensibilidad al precio

La transición al pago del servicio de plataforma por parte del usuario de la misma (y no de la gestora) comentado anteriormente trajo consigo movimientos de precio como resultado de la reacción de algunas plataformas a los movimientos de ciertos competidores. Una vez pasados los ajustes iniciales en los que cada plataforma buscó su posicionamiento en cuanto servicio, precio y tipo de asesor target, el precio medio se estabilizó en 2015 y ha permanecido prácticamente inmóvil desde entonces cómo puede observarse en el gráfico. 

Sin embargo, un precio competitivo ha pasado a ser por primera vez el factor más importante para los asesores a lo hora de elegir plataforma por lo que cabe esperar movimientos. Las nuevas plataformas Embark y Hubwise aspiran a capitalizar este cambio de prioridades con precios notablemente por debajo de la media del mercado. Igualmente por el lado D2C, el precio se ha convertido en un factor decisivo a la hora de elegir servicio de inversión online y el modelo flat fee es ofrecido por varias de las plataformas líderes que tratan de recortar diferencia con Hargreaves Lansdown.

De abrirse una guerra de precios, las plataformas con un tamaño considerable deberían ser capaces de competir reduciendo el coste total para el inversor mediante la negociación de descuentos con las gestoras. Esta práctica, vista de forma muy positiva por parte del regulador, ya la llevan a cabo FundsNetwork, Hargreaves Lansdown, Old Mutual Wealth y Standard Life.

Profesionales
Empresas