“El mercado de divisas sólo ofrece rentabilidad a largo plazo con una gestión activa”


Para James Kwok, gestor de fondos de divisas de SGAM, los mercados de divisas son una fuente mundial de oportunidades de arbitraje. Pero para poder ofrecer rentabilidades al cliente a largo plazo, es clave una elevada diversificación de monedas en cartera y una gestión activa que aproveche muchas de las transacciones que se realizan en este mercado sin una base de maximización de los beneficios, según explicó ayer en el seminario celebrado en Madrid.Es uno de los gestores de más éxito en el mercado de divisas que ha conseguido captar dinero para su fondo, más de cien millones de euros, en un difícil ejercicio de 2008. En opinión de James Kwok, en los mercados de divisas se producen muchas operaciones diarias, como las intervenciones de Bancos Centrales, las coberturas realizadas por empresas o el cambio de divisa por parte de los turistas, que no buscan un objetivo de rentabilizar la inversión y que pueden ser aprovechadas por los gestores activos. Además, en su intervención ante más de un centenar de profesionales realizada ayer en el VII Seminario de Estrategias de SGAM celebrado en Madrid, el mercado cuenta con uno de los principales ingredientes para realizar arbitrajes: su elevada liquidez y bajos costes operativos.

Pero a la hora de invertir en este mercado no vale el tradicional comprar y mantener a largo plazo, como sí puede funcionar en renta variable. En su opinión, la clave reside en aprovechar todas las ineficiencias que se producen y una vez que dan el resultado salir de la posición. Varias son las estrategias que utiliza, cada una con su horizonte temporal, por lo general corto. En el caso de la global macro, en la que realiza arbitraje de divisas con fundamentales fuertes y débiles, suele estar entre uno y tres meses. En enero de este año su posición más importante era la compra de coronas noruegas frente al euro. En el carry trade, la compra de las divisas con alto rendimiento y venta simultanea de las de bajo rendimiento, dura el tiempo que se mantenga esta situación. En este caso, está comprando reales brasileños frente a dólares canadienses. En estrategias de tendencias, con compra y venta de pares de divisas, puede estar entre uno y seis meses. En enero su apuesta ha sido la compra de dólares estadounidenses frente al dólar de Singapur. En el caso de estrategias de volatilidad, a través del uso de swaps o forwards de volatilidad, suele estar entre uno y doce meses. Desde finales de octubre no realiza ninguna operación, al ser los niveles de volatilidad demasiado extremos.

A la hora de realizar estrategias en el mercado de divisas, aconseja utilizar un número amplio de divisas, lo que mejora el resultado final. Como ejemplo pone el mejor comportamiento histórico de un índice de divisas de Goldman, con 24 monedas en la referencia, frente a otros más estrechos, con sólo una decena de monedas.



Lo más leído