“El mercado de deuda pública latinoamericana representa una clara oportunidad de inversión”


Si hace 20 años girabas la mirada a Latinoamérica, veías una región con hiperinflación y sumida en un sinfín de crisis políticas. Hoy en día, sin embargo, el panorama es bien distinto. "Ha aprendido del pasado y ha logrado sentar las bases para conseguir un sólido crecimiento económico, cimentado sobre los pilares de una política monetaria adecuada y un sistema financiero eficiente y regulado". Esto es lo que, según Cristian Mucherl, gestor de renta fija latinoamericana de BBVA Asset Management, ha hecho que su mercado de deuda pública se presente ahora como una atractiva oportunidad de inversión.

En una entrevista concedida a Funds People, Mucherl destaca que Latinoamérica ha logrado a lo largo de los últimos años situarse dentro de sus objetivos de inflación, mientras que cinco países han alcanzado el grado de inversión. Además, y frente a lo que pudiera parecer, la exposición de estos mercados a las commodities es muy baja, por lo que un incremento de los precios de las materias primas no tendría un impacto tan importante como antaño sobre la inflación. “Estas economías dependen más del consumo local. De hecho, el 60% del PIB de Latinoamérica viene explicado por el consumo doméstico”, asegura.

En este sentido, el experto afirma que la respuesta de sus bancos centrales a los desafíos es muy rápida. “Asimismo, cabe recordar que los gobiernos tienen margen para hacer frente al actual escenario de desaceleración económica de las economías desarrolladas, al tener ahorrado entre el 10% y el 15% de su PIB, lo que les blinda ante un posible cierre de la línea externa como consecuencia de la crisis que atraviesan Estados Unidos y Europa”, señala el experto. A la hora de invertir, sin embargo, conviene ser prudente, ya que la región es muy heterogénea y no todo vale.

“Nuestro universo de inversión se centra en Brasil, México, Chile, Colombia y Perú, los países que han conseguido con una política económica y monetaria seria situar su deuda en el escalón de grado de inversión. No todos han decidido seguir el mismo camino. Argentina y Venezuela son modelos populistas que se quedan fuera de la cartera del BBVA Durbana Latam Fixed Income, fondo de renta fija que invierte fundamentalmente en deuda pública soberana de países con alta calidad crediticia. “Actualmente, nuestras principales apuestas están en Brasil y México”, reconoce el gestor.

75% en Brasil y México

Tan es así que el gestor destina hasta el 75% de la cartera a deuda pública brasileña (50%) y mexicana (25%). “Ambos son mercados comparativamente más líquidos y con unas divisas que gozan de un elevado potencial de apreciación, lo que los hace muy atractivos”, asegura. A su juicio, “los fundamentales van a impulsar los flujos hacia ambos países, especialmente hacia México. Por lo general, estamos en duraciones de cuatro años y tomamos la parte de la curva que nos gusta. La brasileña es muy corta, mientras que la mexicana tiene una mayor profundidad. Nos centramos en los tramos de mayor liquidez”.

El gestor del BBVA Durbana Latam Fixed Income invierte en moneda local para así aprovechar su potencial. “La apreciación de las divisas es una realidad y seguirá dándose gracias a los fundamentales de los países. Las tasas han recogido ya los fundamentales de estos mercados, si bien las divisas no lo han hecho. La evolución del peso mexicano, el colombiano y el real brasileño se han visto frenadas por el enorme esfuerzo de contención que están haciendo sus bancos centrales. Esto es más evidente en el caso de Brasil, donde la preocupación de las autoridades es controlar la moneda”, señala.

Aunque no descarta invertir en activos denominados en dólares, Mucherl desecha por ahora esta opción. “Sólo lo haríamos si el escenario se complicase”, afirma. Tampoco invierte en deuda corporativa, si bien deja la puerta abierta si surgiesen oportunidades. “En este caso, nos fijaríamos sobre todo en la liquidez”. Aunque hace una gestión centralizada desde México, “el conocimiento de los mercados locales es una enorme ventaja, por lo que tenemos equipos en cada uno de los países a excepción de Brasil. Ellos son los que generan las estrategias regionales y los que aportan las mejores ideas de inversión al fondo”.

México: ¿Mejora de la calificación crediticia?

Las reformas que está adoptando México le daría, según el gestor, un impulso en términos de calificación crediticia. “Para que su economía crezca a un ritmo mayor, es necesario implementar reformas estructurales. Una de sus ventajas es su privilegiada posición a la hora de exportar a Estados Unidos. El mercado ya está descontando una mejora de la calificación crediticia del país”, asegura Mucherl. Por otra parte, el riesgo político que se había generado tras las últimas elecciones ha desaparecido.

Colombia: la tercera apuesta del fondo

Es un país que acaba de entrar en la categoría de grado de inversión. “Colombia se ha beneficiado del ciclo de las commodities, si bien falla en la ejecución de los proyectos previstos por el Gobierno. Tienen problemas operativos”, indica. No obstante, Mucherl considera que, en términos de política monetaria, ha logrado estabilizar la inflación e impulsar su PIB. “Su potencial de crecimiento es elevado”. Actualmente, el país ocupa el 20% de la cartera.

Perú: la sorpresa positiva

Perú es, según el gestor del fondo, la gran sorpresa. “Este año, su economía crecerá un 6% y en 2013 lo hará a un ritmo de entre el 5,5% y el 6%. Se beneficia de su exposición a la minería y el oro. Ha logrado controlar la inflación a través de una política monetaria muy disciplinada”. Sin embargo, tal vez lo más importante venga por el ámbito político. “Humala sigue el camino de Lula en Brasil y ha puesto en marcha planes de infraestructuras muy avanzados”, señala. Pese a todo, el peso en la cartera del fondo es sólo del 2%.

Chile: el mercado más maduro

Según Mucherl, en penetración bancaria Chile es el mercado más avanzado. “Aporta más seguridad que otros países pero, a cambio, ofrece menor rentabilidad”. La autoridad monetaria chilena ha llevado a cabo una política muy disciplinada, con la adopción de medidas contra-cíclicas que le han ayudado a ahorrar, indica. “Su curva es muy plana y en estos momentos no vemos atractivo en su deuda, por lo que a día de hoy no mantenemos exposición a este mercado”, reconoce.
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído