El mercado británico, ¿puerta de entrada a las inversiones chinas en Europa?


La economía británica es una de las más abiertas del mundo y recibe más inversión extranjera directa que cualquier otro país de la Unión Europea. Las islas suponen un buen lugar de bienvenida a las inversiones procedentes de China, país que actualmente representa el mayor inversor extranjero del mundo. “Ambos mercados son complementarios: son muchas los beneficios que se obtienen de combinar las fortalezas del sector financiero británico, marketing, investigación y diseño, con el capital y la industria manufacturera china”, asegura Henderson Global Investors

 

En un artículo publicado en la página web, la gestora señala el interés que está despertando el negocio de las empresas británicas en China. La última operación ha sido la venta por parte del Santander de la participación del 8,7% que poseía en Kemble Waters a Chinese Investment Corporation, fondo de inversión soberano controlado por el Ministerio de Finanzas asiático. No obstante, la firma recuerda que hasta 400 compañías británicas están ya en manos de inversores chinos. 

 

Esta tendencia podría mantenerse en el futuro, teniendo en cuenta que el capital chino está saliendo de los treasuries en busca de retornos más atractivos y después de que le propio ministro de comercio británico mostrase su disposición a continuar trabajando estrechamente con China con el objetivo de asegurar un crecimiento más fuerte y sostenible para ambos países.  

Lo más leído