El mercado alcista para la renta variable no ha acabado, según Morgan Stanley


El mercado alcista para la renta variabl global aún no ha terminado, según las perspectivas de cara a 2011 de Morgan Stanley, que cree que la economía internacional crecerá por encima de las rentabilidades de los bonos el próximo año. A corto plazo, sin embargo, creen que la volatilidad será fuerte hasta que se encuentre una solución comprensiva a los problemas de deuda soberana de la eurozona.

Además, el banco precide otro año de crecimiento de los beneficios por acción de doble dígito, en torno al 12%. “Actualmente cerca de su fair value, asumimos en nuestro escenario central que las acciones subirán en una proporción similar el próximo año”, comentan. Así, el MSCI Europe podría alcanzar los 1250 puntos.

En su informe “EUROPEAN STRATEGY: 2011 OUTLOOK: BUMPY, BUT BETTER THAN BONDS”, el banco contempla, en uno de los escenarios potenciales, que España será el país con mejor comportamiento en Europa en tanto que se alivien los temores sobre la deuda soberana y vuelva el crecimiento económico. Así, habla de tres posibles sorpresas: los seguros, España y los países emergentes. “Aplicamos una sorpresa clave a cada uno de nuesros escenarios: alcista, central y bajista”, explican. Así, en el central, las aseguradoras suponen una fuente importante de rentabilidad impulsadas por las mayores rentabilidades de los bonos frente a una caída de las valoraciones. En en alcista, España sería el mejor país de Europa tras el receso de las preocupaciones soberanas y la vuelta del crecimiento. En el bajista, un nuevo escenario de deflación minaría las valoraciones de los emergentes.

En este contexto, los cinco temas de inversión para el año próximo en Europa serán los siguientes:

1. Unas crecientes expectativas de inflación favorecerían la renta variable sobre la renta fija y acciones con mayor poder de fijacióne precios;

2. Crecimiento estable: las incertidumbres macro sugieren que los inverses pagarán por seguridad y crecimiento aunque la dispersión de las valoraciones es baja y las acciones de crecimiento están baratas;

3. Historias sólidas de dividendos: la cesta de valores más rentables y seguros de la cesta del banco ofrece el 5,6% de rentabilidad por dividendo y un crecimiento estable del 7% en el mismo;

4. Inversión por países: el banco prefiere la seguridad relativa (y mejores perspectivas de crecimiento) de Alemania, Escandinavia y Reino Unido;

5. Los emergentes seguirán batiendo al mercado en 2011, aunque a un rimo menor. Morgan Stanly prefiere nombres con exposición a materias primas.

 

Lo más leído